fcb.portal.reset.password
Xavi, mirando al suelo en Valladolid

Xavi, decepcionado / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona ha sufrido en Valladolid su cuarta derrota en la Liga. La de este sábado es especialmente dolorosa porque impide a los hombres de Gerardo Martino colocarse como líderes provisionales y hace que el equipo deje de depender de sí mismo en la Liga. Un gol de Fausto Rossi en el minuto 16 ha condenado a un Barça que ha estado especialmente espeso con el balón en los pies. La decepción ha sido grande.

Gol de Rossi

En el Nuevo José Zorrilla el FC Barcelona ha saltado al césped con la intención de tener el balón bajo control. La intensidad del Valladolid, sin embargo, lo ha impedido. Los locales han ahogado a los culés desde el principio y han generado más peligro durante los primeros 25 minutos de partido. En una de las llegadas blanquivioletas, una jugada llena de rechaces ha acabado en los pies de Fausto Rossi, que no ha perdonado desde cerca del punto de penalti. Era el 1-0.

El FC Barcelona ha mejorado en el tramo final del primer tiempo. Leo Messi y Cesc han rematado a puerta, pero siempre demasiado centrado, donde estaba el portero Mariño. Con más velocidad y orden que al inicio, el conjunto azulgrana ha llegado al descanso por debajo en el marcador, pero con mejores sensaciones que durante la primera media hora. De todos modos, se le debía exigir mucho más por parte del Barça.

Los azulgranas han arrancado la segunda mitad con una actitud mejor. Messi y Neymar Jr han tenido las dos mejores ocasiones para empatar el partido, pero no ha podido ser. El FC Barcelona no lograba conectar con sus extremos y tampoco con Messi de media punta y con Alexis de falso '9' -ha entrado por Cesc- el equipo ha podido seguir creando oportunidades.

Al Barça le han faltado ideas y mucha profundidad, cosa de la que ha sacado el máximo rendimiento un Valladolid bien posicionado en el campo, especialmente amenazador al contragolpe. En Pucela al equipo ha dado un paso atrás en la Liga.

Volver arriba