fcb.portal.reset.password

Messi, con Vilanova, durante un entrenamiento / FOTO: ARCHIVO FCB

Tito Vilanova ha dejado de ser el entrenador azulgrana tras 400 días en el cargo. En este año, bajo su batuta, el FC Barcelona ha mantenido la hegemonía y ha vivido una temporada inolvidable en la Liga, donde se lograron los 100 puntos. Mérito de Tito que, conjuntamente con su staff y los jugadores, supieron afrontar el adiós de Guardiola en el verano de 2012 sin que el nivel bajara. Una victoria deportiva enorme.

En la Liga, sin techo

Anunciado como nuevo primer entrenador el 27 de abril y presentado el 15 de junio, Tito Vilanova aseguró de entrada que perdería "todas las comparaciones" respecto a temporadas anteriores. No fue así. El equipo cumplió en la Copa y la Liga de Campeones llegando hasta semifinales y completó una Liga que quedará para la historia.

La 22ª Liga, la de Tito y Abidal, será recordada por los 100 puntos conseguidos, por el récord de goles (115), por la mejor primera vuelta de la historia (55 puntos de 57 posibles) y por la máxima diferencia sobre el segundo clasificado, el Real Madrid. Por estos datos y también por cómo, con un estilo de fútbol que ha maravillado partes.

Una lucha permanente

Desgraciadamente, Tito Vilanova no siempre ha podido disfrutar de estos éxitos desde el banquillo. En diciembre de 2012 se le detectó una extensión de su patología en la glándula parótida que le impidió vivir en directo el partido jugado en Valladolid y, más adelante, los compromisos que el equipo disputó durante los meses de febrero y marzo, época en la que estuvo tratándose en Nueva York. Sin embargo, siguió dirigiendo al equipo desde la distancia, en permanente contacto con su staff técnico.

Hay que recordar que Tito Vilanova fue intervenido por primera vez de su enfermedad en noviembre de 2011, el día que el Barça tenía que viajar a Milán para jugar un partido de la Liga de Campeones. Desde entonces, han sido casi dos años de lucha permanente para el hasta ayer técnico azulgrana.

De esta manera, Vilanova se despide de sus tareas como técnico azulgrana tras seis años en los banquillos, en los que ha logrado un ascenso a Segunda B con el Barça B y un total de 15 títulos con el primer equipo. Estos buenos recuerdos quedarán para siempre.

Volver arriba