fcb.portal.reset.password

Martino y Ancelotti nunca han perdido un superclásico. Este sábado vivirá uno más

Gerardo Martino y Carlo Ancelotti vivirán este sábado su primer Barça-Madrid. No será ni mucho menos, sin embargo, su primer clásico. El técnico azulgrana disputó cuatro en Paraguay y el entrenador blanco un total de siete durante sus etapas en Italia y Francia. Ninguno de los dos ha perdido nunca uno.

Sin superclásico en Argentina

El Tata pudo disfrutar de la rivalidad entre Newell’s Old Boys y Rosario Central como jugador, pero nunca como técnico. En la temporada 2012/13, cuando Martino dirigía a su equipo de toda la vida, el gran rival ciudadano de Newell's jugaba en la Primera B Nacional.

El ahora técnico azulgrana sí que vivió desde el banquillo otros partidos de gran rivalidad, como los duelos con Platense contra Argentinos Juniors o con Colón contra Unión. Sea como sea, ninguno de ellos es considerado como el gran superclásico del país, propiedad de River Plate y Boca Juniors.

Invicto en Paraguay

Hay que remontarse hasta 2004 para encontrar los únicos clásicos de verdad de Martino como entrenador. Son los que vivió desde el banquillo de Cerro Porteño, que logró dos empates a un gol contra Olimpia en el Apertura 2004. En el Clausura los dos Clásicos serían para los del Tata, que ganarían por 3-1 en casa y por 0-1 a domicilio. Aquel curso, Cerro Porteño ganaría el Apertura, el Clausura y se convertiría en campeón paraguayo.

Tres victorias y un empate en Italia

Carlo Ancelotti tampoco viviría un superclásico como jugador. Futbolista de Parma, Roma y AC Milan, nunca disputaría un Inter-Juventus, el partido de la máxima rivalidad en Italia. En cambio, sí lo haría como entrenador. De 1999 a 2001 Ancelotti participaría en un total de cuatro clásicos en la Serie A, con un balance de tres victorias (1-0 y 1-2 en la temporada 1999/00 y 3-1 en la temporada 2000/01) y un único empate (2-2 en la temporada 2000/01).

Fiable en Francia

Sin clásicos como entrenador en AC Milan y Chelsea (en la Premier League el gran clásico es propiedad de Liverpool y Manchester United), Ancelotti debería esperar más de diez años para vivir otro. Sería en Francia, como técnico del PSG, donde aterrizaría en enero de 2012. Aquel curso, superaría al Olympique de Marsella por 2-1. La temporada siguiente firmaría un empate en el campo rival gracias a dos goles de Ibrahimovic (2-2) y una nueva victoria en el Parque de los Príncipes (2-0).

Este sábado, en el Camp Nou, un empate alargaría la racha de ambos técnicos en los clásicos. Una victoria culé o blanca, en cambio, acabaría con el buen balance de uno de los dos.

Volver arriba