fcb.portal.reset.password

Xavi le dedicó el gol a Miquel tocándose la cabeza / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Xavi Hernández cumplió este martes en el Parque de los Príncipes la promesa que había hecho a Miquel. Después de marcar el 1 a 2, al transformar el penalti, el centrocampista azulgrana se dirigió hacia uno de los córners del estadio tocándose la cabeza. De esta manera recordó a Miquel, un niño de 10 años con leucemia y de quien conoció su historia a través del programa de radio 'El Món a Rac1'.

Hace unas semanas, coincidiendo con el día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, el periodista Jordi Basté emitió un reportaje sobre los niños que luchan contra este enfermedad. Habló con niños que desde el Hospital San Joan de Déu y la Casa de los Xuklis se enfrentan día a día al cáncer. Y Miquel era uno. Con 10 años, desde los 3 lucha por superar una leucemia, y una de sus ilusiones era conocer a Xavi.

La visita de Xavi

El de Terrassa escuchó la historia de Miquel y un día, sin que nadie lo supiera, se acercó hasta el hospital para entregarle en persona una camiseta del Barça firmada por él. Ese día Xavi le hizo dos promesas. La primera fue que cuando se curara le llevaría a un entrenamiento del primer equipo. La segunda, que si marcaba contra el Milan le dedicaría el gol tocándose la cabeza. Contra los italianos no marcó, pero Xavi no se olvidó de su promesa. Y el martes contra el PSG Miquel comprobó cómo el jugador cumplía su palabra al marcar el segundo gol azulgrana.

150 partidos en Europa

Xavi celebró en el Parque de los Príncipes su partido número 150 en competiciones europeas. En la Liga de Campeones lleva 134, y se encuentra a sólo 10 del récord que tienen Raúl y Ryan Giggs. El resto de partidos los ha jugado en la Copa de la UEFA, donde ha disputado 13, y tres en la Supercopa de Europa. Un dato más para la historia de este jugador, que es el que más partidos lleva con el FC Barcelona.

El primer penalti como azulgrana

Los 150 partidos europeos los celebró con un gol de penalti. Curiosamente, desde que en 1998 debutó con el primer equipo no había marcado nunca una pena máxima con la camiseta azulgrana. El martes, ante la ausencia de Leo Messi, Xavi cogió el testigo y no falló.

Volver arriba