fcb.portal.reset.password

Puyol durant la visita. FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Como cada año, los jugadores del primer equipo del FC Barcelona han hecho la tradicional visita navideña a los hospitales de la ciudad. Después del entrenamiento abierto al público, Carles Puyol, Cesc, Messi y compañía han arrancado una sonrisa a muchos niños.

Ha sido precisamente el capitán del Barça el que se ha encargado de explicar el sentimiento que les deja una jornada como la de hoy. "Estamos muy contentos de estar aquí, poder ver a los niños, darles una alegría ..., son momentos complicados para ellos, pero tratamos de darles una alegría y ayudarles un poco. Somos conscientes de que para ellos es bueno poder ver a los jugadores del Barcelona ", manifestaba a Barça TV y www.fcbarcelona.cat.

Se considera que el tiempo que comparten con sus ídolos hace que muchos de estos niños y niñas mejoren su estado de salud durante los días posteriores al encuentro. "Es increíble, sólo por eso creo que deberíamos hacerlo mucho más. Este es el valor que tiene venir aquí y te das cuenta que puedes ayudar muchísimo a los niños ", señaló Puyol.

Tito y Abidal, un ejemplo

Según el '5 'azulgrana, "cuando vienes a estos lugares te das cuenta de las cosas que te pueden pasar y debemos dar gracias de cómo estamos, eso nos hace ver la realidad y tener los pies en el suelo". Todos y cada uno de los jugadores azulgranas son plenamente conscientes de la realidad, ya que la plantilla ha tenido que superar dos golpes muy duros y cercanos. Son los casos de Tito Vilanova y Éric Abidal. El central lo ha descrito así: "Han sido dos golpes durísimos y encima por partida doble. Ellos son un ejemplo para nosotros, porque cada día están luchando para salir adelante. También son un ejemplo para la gente, para ver si luchas puedes salir e incluso volver a competir al máximo nivel, como está haciendo el Abidal ".

Volver arriba