fcb.portal.reset.password

Cesc se lamenta / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

Villa lamenta una ocasión perdida / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona no jugará la final de la Liga de Campeones. El 25 de mayo, en Wembley, se enfrentarán el Borussia Dortmund y el Bayern Múnich, que ha superado al conjunto azulgrana por un total de 7-0 en la eliminatoria y que este miércoles se ha ido del Camp Nou con una nueva victoria contra los azulgrana (0-3). Sin Messi, el conjunto de Tito Vilanova ha intentado la remontada en la primera parte, pero un tanto de Robben al inicio de la segunda ha terminado de resolver la eliminatoria. Al final, el Bayern se ha impuesto por 0-3 -goles de Piqué en propia puerta y Müller- y ha confirmado la primera final alemana de la historia de la Liga de Campeones.

De esta manera, el FC Barcelona, semifinalista de la Liga de Campeones durante seis temporadas consecutivas, dice adiós a Europa y ha de centrarse definitivamente en la competición de Liga. El domingo podría caer la 22ª de la historia del Club.

Pocas ocasiones

La ausencia de Leo Messi ha sido la gran noticia antes del partido. Sin el mejor del mundo sobre el césped, la remontada parecía todavía un poco más difícil, pero el Barça ha arrancado el partido bien. Serio, se ha hecho rápidamente con la posesión y ha buscado generar peligro atacando con un total de siete hombres. Sólo Valdés y tres defensas (Bartra, Piqué y Adriano) protegían la retaguardia culé. Con todo, los azulgrana, poco profundos, han chocado una y otra vez contra el infranqueable muro bávaro.

Únicamente dos llegadas de Alves por banda derecha y un disparo lejano de Pedro que ha rechazado Neuer han puesto el miedo en el cuerpo de los visitantes, que también han amenazado un par de veces con el arma del contragolpe. Aquí, Piqué ha respondido con velocidad y categoría. 0-0 al descanso.

Robben sentencia

El Bayern Múnich se ha encontrado con el gol que necesitaba para rematar la eliminatoria en el inicio de la reanudación. Un cambio de juego ha cogido la defensa azulgrana mal colocada y ha permitido a Robben entrar al área con comodidad. Desde allí, ha conectado una parábola imparable para Valdés. El banquillo visitante ha salido para celebrarlo. El Bayern estaba en Wembley.

0-3 final

En el tramo final de partido, Vilanova ha dado descanso a Xavi e Iniesta para hacer jugar Alexis y Thiago. El encuentro, de perfil bajo con todo resuelto, ha ofrecido poco más. La desgracia se ha aliado con el Barça y con uno de sus mejores jugadores hoy, Gerard Piqué, que se ha hecho un autogol en un pase de la muerte de Ribéry. Minutos más tarde, el francés también ha sido el protagonista de la jugada del 0-3. Un centro suyo lo ha rematado Müller prácticamente sobre la línea de gol. El Barça dice adiós a Europa.

Volver arriba