fcb.portal.reset.password

Eufòria al Calderón. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

El Barça ha celebrado su campeonato de Liga matemático con un triunfo en el Vicente Calderón contra el Atlético. El tercero y finalista de Copa (la jugará el viernes) contra el primero, recibido con un pasillo honorífico. Escribirían un guión del todo imprevisto. Después de una primera parte plana, un tanto local lo sacudiría todo. El Barça pasaría a la defensa de tres y, a pesar de la lesión de Messi que le dejaba con 10, sería capaz de remontar. Una exhibición de valentía y orgullo en un duelo siempre equilibrado.

Con los deberes hechos

Con los objetivos clasificatorios cumplidos, los dos equipos han aparecido al césped sin una tensión extrema. Dominaba territorialmente el Barça, con la ausencia de algún peso pesado como Xavi o Busquets, pero con Messi titular. Y un Iniesta intervencionista, todas las acciones ofensivas culés se originaban en sus pies. De todos modos, los dos porteros no estaban excesivamente exigidos. El ritmo era bajo, el Atlético esperaba muy ordenado y cerrado.

El equipo controlaba bien la verticalidad colchonera. En el primer tiempo había desconectado a su principal amenaza: Radamel Falcao y su poderoso juego aéreo. El encuentro se animaría ligeramente al aproximarse al descanso. Tello se ha encargado. Primero se quedaba solo ante Courtois, cuando ha sido cazado por Godín, en una acción no sancionada, y más tarde ha enviado una rosca rozando el palo largo. Entremedio, Alves se ha retirado por una sobrecarga en la zona lumbar.

Gol del Atlético, defensa de tres y lesión de Messi

Un gol de Falcao, en una acción desafortunada de la defensa azulgrana (con rebotes y resbalones), inauguraba la segunda parte. El 1-0 abriría también el partido. Pronto entrarían Villa y Busquets y el equipo formaría con defensa de tres. Agotaba los cambios el Barça en el minuto 60. Comenzaba a insistir cuando Messi ha tenido que dejar el terreno de juego por molestias físicas. El equipo se quedaría con diez hombres en los últimos 23 minutos. Al mismo tiempo, el Atlético cambiaba a Falcao por Diego Costa.

Remontada para valientes

El Barça se reharía bastante bien de la lesión del mejor futbolista del mundo. A continuación, Alexis empataría tras una pared con Cesc (min 71). Una sociedad que volvía a ofrecer beneficios. Además, toda la suerte que les había faltado anteriormente a los visitantes se la han cobrado en el minuto 79. Una jugada marca de la casa de Tello por la izquierda la ha rematado Villa, pero su disparo no iba bien dirigido. Ha sido Gabi el que se lo ha introducido en propia puerta. A pesar de la inferioridad numérica, el campeón no sufriría para conservar un triunfo meritorio y de carácter. Fiel retrato de la Liga que ha ganado.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();