fcb.portal.reset.password

Un Athletic-Barça d'època. FOTO: ARXIU FCB.

Inaugurado el 21 de agosto de 1913, el mítico estadio de San Mamés está viviendo sus últimos días antes de que lo derriben este verano. El próximo sábado el Athletic y el Barça disputarán su último partido en la Catedral y se cerrará así una historia particular que ha dado lugar a anécdotas de todo tipo.

1. El primer Athletic-Barça en San Mamés
El primer partido que jugó el Barça en San Mamés fue un amistoso disputado el 31 de enero de 1915. El resultado final fue de empate a uno, con goles del legendario Rafael Moreno 'Pichichi' para los locales y Mallorquí para los visitantes.

2. Sastre, reconvertido en basco
El 21 de febrero de 1928 el Barça derrotó al Athletic en San Mamés por primera vez en la historia gracias a un solitario gol del delantero barcelonés Josep Sastre, en un partido del Torneo de Campeones. Curiosamente, un diario de Bilbao publicó que el autor del gol barcelonista era vasco, “como así lo denotan sus maneras futbolísticas, sus facciones y su envergadura”.

3. Una debacle con explicación
El 8 de febrero de 1931 el Athletic de Bilbao consiguió en San Mamés un inverosímil 12-1 ante un Barça que contaba con figuras de la talla de Zabalo, Martí, Castillo, Piera, Sastre, Goiburu, Arnau y Parera. De hecho, el equipo azulgrana había derrotado en la primera vuelta a los leones por 6-3 y en aquella Liga quedó a sólo un punto del campeón, el propio Athletic. Pero ese día los jugadores barcelonistas, enfrentados con la directiva, jugaron al ralentí.

4. Coñac para calmar los nervios
La semifinal de Copa 1950/51 entre el Barça y el Athletic no fue apta para cardíacos. El Barça no ganaba en San Mamés desde hacía dieciséis años, cuando el 31 de marzo de 1935 se impuso en partido de Liga por 3-5. Sin embargo, aquel 20 de mayo de 1951 el Barça de Kubala ganó por 1-2 a pesar de la presión local persistente y logró clasificarse para la final. El sufrimiento barcelonista fue tan grande que al terminar el partido los directivos del Barça fueron a los vestuarios visitantes para reanimarles con el coñac que les suministró Modesto Amorós, el cuidador del equipo.

5. Un equipo irrepetible
El Barça de las Cinco Copas terminó con la maldición de San Mamés. Y es que desde la primera edición de la Liga (1928/29), el equipo barcelonista había disputado veinte partidos de esta competición en la Catedral, con un balance de 2 victorias y 18 derrotas, 36 goles a favor y 81 en contra. La mala suerte de San Mamés se hizo añicos el 6 de enero del 1952 con una sensacional victoria por 0-3, con goles de Basora (2) y Vila y una gran actuación de Ramallets, que logró que por primera vez en la historia de la Liga el Athletic se quedara a cero en San Mamés ante el Barça. Curiosamente, Kubala, lesionado, no jugó ese día.

6. El gol del cojo
El 29 de mayo de 1955 el defensa vasco Canito se lesionó en el minuto 25 en un partido de Copa en San Mamés ante el Barça. Colocado en la posición de extremo izquierdo, en el minuto 50 marcó el llamado 'gol del cojo', cuando desafiando a su maltrecha condición física cazó un balón suelto en el área y superó a Ramallets.

7. Iríbar, infranqueable
José Ángel Iríbar fue el portero del Athletic entre 1963 y 1980. En San Mamés, el Txopo se convirtió en un muro infranqueable para los delanteros barcelonistas durante bastante tiempo, ya que hasta el minuto 50 del partido de Liga que se jugó el 18 de enero de 1970 el Barça no pudo batir a Iríbar en la Catedral. Fue Lluís Pujol quien lo consiguió al rematar a la red un córner lanzado por Rexach y peinado por Alfonseda. Detrás quedaban 590 minutos de imbatibilidad del Txopo, con cinco partidos de Liga y uno de Copa con el cero en el marcador del Barça.

8. Dos aficiones hermanadas
Las relaciones entre el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao fueron excelentes en la época de la transición democrática. En la temporada 1976/77 ambos equipos se enfrentaron en los cuartos de final de la Copa de la UEFA. En el partido de ida, jugado en San Mamés el 2 de marzo de 1977, el público aplaudió y coreó los nombres de los jugadores barcelonistas cuando fueron presentados por los altavoces de la Catedral. En el Camp Nou, en el partido de Liga jugado unos días antes, habían sido los aficionados culés los que habían coreado a los jugadores del Athletic. Sin embargo, durante la década de los ochenta el Barça y el Athletic protagonizaron episodios bastante desagradables.

9. Del golazo de Stoichkov...
Hristo Stoichkov vivió su tarde de gloria el 10 de marzo de 1991, cuando el Barça derrotó al Athletic en San Mamés por 0-6, con cuatro goles del impetuoso delantero búlgaro. El tercer gol de Stoichkov debería ir al manual del contragolpe: Zubizarreta bloqueó por alto un lanzamiento de esquina y envió rápido y largo con la mano a Goikoetxea, que cedió a Stoichkov. El búlgaro se fue como una bala, se deshizo de Andrinúa y Lakabeg y batió a Iru con un disparo ajustado al poste derecho.

10. ... Al golazo de Jordi Cruyff
El 18 de junio de 1995 el Athletic y el Barça disputaban en San Mamés la última jornada de la Liga 1994/95. En el minuto 77 Jordi Cruyff se sacó de la manga una obra maestra, cuando en su propio campo dribló a Larrazábal antes de efectuar una larga internada llena de fuerza por la banda derecha que culminó con un remate dentro del área ante la salida de Valencia.

Volver arriba