fcb.portal.reset.password

Seydou Keita celebra uno de sus goles en la Liga de Campeones 2008/09, en Múnich / FOTO: ARCHIVO FCB

El primer fichaje de la era Guardiola dice adiós el mismo año que el entrenador de Santpedor. La historia de Seydou Keita, que ha comunicado al Club que no continuará la próxima temporada, ha ido siempre ligada a la de su técnico desde que ambos coincidieran en el primer equipo. "Mientras yo sea el entrenador, Keita formará parte de mi plantilla", declaró en su día Josep Guardiola. Ahora ya se puede decir que cumplió su palabra.

"He conocido pocas personas con su entereza humana"

La estima hacia el jugador maliense se explica desde su humildad y solidaridad. Sin una mala palabra en cuatro años a pesar de no haber sido nunca un titular indiscutible, Keita ha sabido ganarse el reconocimiento de Guardiola gracias a su exquisito comportamiento dentro y fuera del terreno de juego. "Ha sido mi termómetro moral y ético. Cada vez que decidía algo le miraba. He conocido pocas personas con su entereza humana", confesaba Guardiola hace pocos meses.

El ejemplo de la final de la Liga de Campeones de 2009 explica cómo es Keita, que aconsejó a Guardiola que eligiera a otro hombre para ocupar la posición de lateral izquierdo, porque él nunca había jugado en ella. Fue suplente y únicamente participó en los 20 minutos finales. Su primer pensamiento siempre iba destinado al beneficio del grupo, y no al propio.

Silencioso y trabajador

Y es que Seydou Keita nunca ha sido el hombre que ha marcado diferencias. Desde el silencio y el trabajo oscuro, el maliense ha tenido claro desde el primer día cuál era su rol en el equipo. A veces titular, a menudo el duodécimo hombre y otras veces suplente sin minutos, Keita ha respondido siempre que ha tenido que ejercer de interior izquierdo. Sus cualidades han sido siempre físicas, con una buena llegada, sin desentonar nunca en el apartado técnico.

188 partidos, 22 goles

Keita se despide del Club con un total de 188 partidos jugados (119 en la Liga, 41 en la Champions, 18 en la Copa, 6 en la Supercopa de España, 2 en la Supercopa de Europa y 2 en el Mundial de Clubes ) y con un balance de 22 goles (16 en la Liga, 3 en la Champions, 2 en la Copa y 1 en el Mundial de Clubes). De todas sus dianas, sin embargo, destacan las tres que le hizo al Zaragoza (6-1) el 25 de octubre de 2009 -su único hat-trick como profesional- y la que selló el título de Liga en el campo del Levante (1-1) el 11 de mayo de 2011.

En el saco, se lleva el agradecimiento de toda una afición que siempre le ha admirado y un palmarés envidiable: dos Ligas de Campeones, tres Ligas, dos Copas del Rey, dos Mundial de Clubes, tres Supercopas de España y dos Supercopas de Europa.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();