fcb.portal.reset.password

Javier Mascherano, ante el Viktoria Pilsen / FOTO: FCB

Empieza la segunda vuelta de la liguilla de la Champions con el grupo E dividido en dos. En la parte alta, el Barça y el Milan tienen 7 puntos, pendientes de jugarse el primer puesto dentro de 22 días. Por debajo, el Viktoria y el BATE Borisov, con 1. Esta jornada se enfrentan checos y catalanes, en Praga, y bielorrusos e italianos, en Minsk. Dos compromisos cruciales para el desenlace de la fase.

Un triunfo clasificaría virtualmente al Barça para la siguiente ronda. Con los tres puntos sumados a que el BATE no gane, la clasificación culé sería matemática.

Un aviso importante

El Viktoria Plzen era teóricamente la cenicienta del grupo, pero, tal y como demostró en el Camp Nou, su papel no está siendo ni mucho menos el de comparsa. En el partido anterior, su muro defensivo fue difícil de superar para el vigente campeón, que tuvo que esperar hasta las postrimerías para sentenciar (2-0). Después de esto, es de esperar que los checos utilicen un sistema similar para frenar a los de Guardiola.

Más imprevisible es el sistema elegido por el cuerpo técnico azulgrana esta noche. Últimamente ha combinado el 3-4-3 con el 4-3-3, intercambiándolos, incluso, durante el partido. El Barça sigue recuperando efectivos. El último podría ser Alexis Sánchez -que viajó a la República Checa sin el alta médica- después de un mes y medio de ausencia. Así, las únicas bajas seguras son las de los lesionados Pedro y Afellay.

Noche de récords

El partido de esta noche tiene tres nombres propios: Pep Guardiola, Víctor Valdés y Leo Messi. El entrenador dirigirá su partido oficial número 200 con el primer equipo. El portero está a 38 minutos de superar el récord de imbatibilidad en la historia del Club (en manos de Miguel Reina). El delantero se encuentra a sólo un gol de llegar a la cifra de 200 con el Barça. Será una noche para el recuerdo.

Volver arriba