fcb.portal.reset.password

Ballack y Sam, celebrando un gol en la Bundesliga / FOTO: BUNDESLIGA.DE

El rival del FC Barcelona en los octavos de la Liga de Campeones es un conjunto con mucha historia. Un clásico en Europa. Finalista hace diez años en la máxima competición europea y campeón de la Copa UEFA la temporada 1987/88, actualmente es un equipo acostumbrado a terminar entre los primeros clasificados de la Bundesliga. De hecho, es el vigente subcampeón, y actualmente ocupa la sexta plaza, sólo ocho puntos por debajo del líder, el Bayern Munich.

En la Liga, fortísimo como visitante

Curiosamente, el Bayer Leverkusen, dirigido por el ex futbolista Robin Dutt, ha sacado mejores resultados como visitante que como local. Lejos del BayArena ha encajado únicamente dos derrotas en nueve partidos, y se ha convertido en el segundo mejor equipo de la Bundesliga. En la fase de grupos europea, en cambio, cayó en los campos del Chelsea (2-0) y el Valencia (3-1) y sólo empató con el Genk (1-1).

En casa, el mundo al revés: equipo irregular en la Liga (sólo tres victorias en siete partidos) y excelente en la Liga, con tres triunfos.

Ballack como insignia

De su plantilla, sobresale un nombre: Michael Ballack. Uno de los mejores centrocampistas europeos de la última década vive en Leverkusen sus últimos años como futbolista. No es titular indiscutible, pero sí la insignia de un equipo en el que ahora brillan los medios Bender y Sam y los delanteros Derdiyok, Schürrle y Kiessling.

Otro nombre es imprescindible: René Adler. El portero alemán era una de las grandes promesas para la selección hasta que las lesiones le han castigado una y otra vez. Este curso, debido a una lesión en la rodilla derecha, aún no ha podido disputar ningún partido, y es Bernd Leno quien se sitúa bajo palos.

Tres precedentes

Será la cuarta vez que Barça y Bayer Leverkusen se vean las caras en Europa. Hasta ahora, el balance es bastante igualado. En la temporada 1987/88 se enfrentaron en los cuartos de final de la Copa UEFA, con un 0-0 en la ida -el partido se jugó en Colonia- y un 0-1 en el Camp Nou que clasificaba a los alemanes. Finalmente, el equipo ganó la competición, imponiéndose en la final al Espanyol.

Desde entonces, dos precedentes más. Hace diez años, cuando el Bayer Leverkusen llegó a la final, en la que cayó ante el Madrid, culés y alemanes se toparon en la fase de grupos, con un 2-1 para los locales en ambos compromisos.

Los últimos enfrentamientos se produjeron un año más tarde, en la temporada 2002/03. Entonces, los duelos se resolvieron con dos victorias azulgranas: 1-2 en Alemania y 2-0 en el Camp Nou.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();