fcb.portal.reset.password

Verdú, jugando con el Barça B en la temporada 2005/06 / FOTO: ARCHIVO FCB

A pesar de la gran rivalidad entre Espanyol y Barça, hay hasta tres jugadores de la entidad blanquiazul que tienen pasado culé. Son Raúl Baena, Joan Verdú y Sergio García, tres futbolistas que marcan la diferencia en el conjunto de Mauricio Pochettino, actual octavo clasificado en Primera.

Verdú es la creación...

Baena es el primer hombre en el centro del campo del Espanyol. El pívot defensivo del equipo. Esta temporada ha disputado 15 partidos -7 como titular, 8 como suplente- y es un jugador que ha terminado de consolidarse gracias a la llegada de Pochettino al banquillo 'periquito'. Por delante de él está Joan Verdú, la brújula de este Espanyol.

Verdú es el arquitecto, quien diseña el proyecto desde el centro del campo o como mediapunta. Ordena y orquesta y, además, marca. Buen ejecutor también a balón parado, tiene un montón de características técnicas que ya demostraba en el Barça B. Herencia azulgrana que el barcelonés ha sabido aprovechar, también, antes de aterrizar en el Espanyol, cuando jugaba en el Deportivo hasta 2009. Verdú ha jugado los 16 partidos de Liga como titular. No se ha perdido nada.

... y Sergio García, la definición

Sergio García es, de los tres, quien más minutos tuvo en el primer equipo azulgrana. Debutó en él con Frank Rijkaard en el banquillo, el 2 de septiembre de 2003. Ahora, es uno de los hombres referencias cuando el equipo tiene que finalizar las jugadas atacantes. Esta temporada ya suma cinco goles y ha sido titular en 12 de los 14 partidos jugados.

Atrevidos y con ganas de mostrar a su ex equipo su valía, serán hombres a tener en cuenta este domingo, en el primer derbi del 2012.

Volver arriba