fcb.portal.reset.password

Alexis celebra el gol contra l'Osasuna / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

La remontada en la Liga pasa este sábado por una gélida Pamplona. El equipo afronta tres jornadas que pueden marcar sus opciones de dar la vuelta a los siete puntos que le separan del líder del campeonato. La primera cita es esta noche, ante Osasuna. A continuación, esperan el Valencia y el Atlético de Madrid. La brillante clasificación para la final de Copa debe servir de punto de inflexión, coincidiendo también con el regreso a la Liga de Campeones (la semana que viene).

Precedentes favorables

La operación remontada pasa obligatoriamente por una mejora de los registros como visitantes: 4 victorias, 5 empates y 1 derrota. El equipo ya sabe lo que es ganar en el antiguo Sadar esta temporada. En la vuelta de los octavos de final de Copa, se impuso por 1-2, sentenciando así la eliminatoria. Y mejor recuerdo le aporta el partido de la primera vuelta ante Osasuna: fue la goleada más amplia de la competición (8-0). Contando la ida del torneo del KO (4-0), los catalanes han vencido los tres duelos ante los navarros.

Lucha contra el cansancio

Al margen de la entidad de los rivales y la dificultad de los desplazamientos, el Barça tendrá que combatir el desgaste que le ha provocado un enero y un inicio de febrero exigentes. La mejor noticia para el cuerpo técnico es la recuperación de efectivos. Andrés Iniesta reapareció el miércoles contra el Valencia y Pedro recibió el alta médica este viernes. En cambio, Busquets descansará.

Un rival bien posicionado

El Osasuna, por su parte, se encuentra en una cómoda novena posición. Eso sí, acumula cinco jornadas sin conocer la victoria. El técnico José Luis Mendilibar puede contar con los extremos Lamah y Cejudo, que han superado sus lesiones. El vasco, optimista, declaró en la rueda de prensa previa al encuentro que ganar al Barça "es muy difícil, pero se puede hacer".

Volver arriba