fcb.portal.reset.password

Jordi Alba, blaugrana / FOTO: ARXIU FCB

El flamante fichaje del Barça, Jordi Alba, conoce muy bien la disciplina azulgrana. Durante seis años se formó en la cantera y ahora, con 23, vuelve como un futbolista consagrado. Como un lateral izquierdo de garantías, con buenas dotes para sacar el balón jugado y para incorporarse al ataque.

De muy pequeño ya enseñaba algunas de estas virtudes. Alba ingresó en la base barcelonista en 1999, cuando tenía 10 años y era alevín. Su primer entrenador fue Carles Romagosa. A partir de entonces coincidiría con otros ilustres futbolistas surgidos en la cantera, como Bojan, Fran Mérida o los hermanos Dos Santos. Su primera etapa en Can Barça finalizaría en 2005. Jugó toda aquella temporada en el Cadete B, a pesar de ser de segundo año en la categoría. Su poca estatura fue un handicap para competir en unas divisiones en las que el físico suele ser importante.

Cornellà, Nàstic y Valencia

De esta manera, el lateral seguiría su camino futbolístico muy cerca de su Hospitalet natal, en el Cornellà. Siendo juvenil de primer año debutaría con el primer equipo de los del Baix Llobregat. Rápidamente llamó la atención del Valencia, que le incorporaría en 2006. Después de dos años entre el Juvenil A y del filial che, jugaría un curso cedido en el Nàstic en Segunda División (2008/09). Cuando volvió, poco a poco, se hizo con la confianza de Unai Emery hasta convertirse en un puntal del primer equipo valencianista y, al mismo tiempo, en el lateral izquierdo titular de la selección española.

Los seis años de culé y sus técnicos

1999/00 Alevín B
Carles Romagosa


2000/01
Alevín A
Sergio Lobera


2001/02 Infantil B
Xavi Llorens


2002/03 Infantil A
Rodolf Borrell


2003/04 Cadete B
Joan Salvans


2004/05 Cadete B
Joan Salvans

Volver arriba
_satellite.pageBottom();