fcb.portal.reset.password

Pep Guardiola, con Manel Estiarte, después del partido contra el Oporto. FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Después de levantar el que es el duodécimo título desde que él dirige el banquillo barcelonista, Josep Guardiola ha cedido todo el protagonismo a los miembros de su plantilla. El de Santpedor destaca que este equipo conforma "una generación única que pasará a la historia del Club y del mundo del fútbol en general". Además, resalta como los jugadores tienen la capacidad, mediante "el deseo y el hambre", de "responder siempre ante las dificultades que supone una final". Y añade: "No me dejan de sorprender, con esta actitud de dar siempre un paso adelante." Una generación de jugadores de la que destaca que "muchos de ellos son amigos desde hace mucho tiempo, y eso no es fácil".

En este mismo sentido, Guardiola ha reconocido que antes de esta final se había planteado si el equipo sería capaz de mantener el deseo de seguir ganado a pesar de los logros alcanzados en el pasado: "Nunca fallan. Estamos muy contentos por este título, porque sabemos que es muy difícil. Tienen un alma competitiva como nadie. Esta situación ya la hemos vivido anteriormente, y somos capaces de pensar que podemos volver a hacerlo. Al final hemos podido alcanzar un nuevo título, el duodécimo de los quince que hemos disputado. Estoy contento por el Club, porque es sumar títulos a nivel europeo, y la imagen de la entidad vuelve a ser excelente. 12 títulos de 15 es una exageración. El Barça ha reunido una generación de jugadores que son capaces de hacer estas cosas y estos números."

La Liga marcará la competitividad

A pesar del inmejorable inicio oficial de la temporada, con las Supercopas de España y de Europa ya en el bolsillo, Guardiola apunta a la Liga como la competición que marcará el nivel de competitividad de la plantilla: "Hemos ganado dos títulos, y estamos muy felices. Ahora la Liga nos dará la verdadera razón de si continuamos siendo igual de competitivos que en años anteriores. Este equipo tiene que volver a demostrar lo que ha hecho antes. Hemos comenzado muy bien. Ahora ya empieza el día a día."

El entrenador azulgrana ha tenido unas palabras para los miembros de su equipo en general y para dos en concreto, los goleadores de la noche, Messi y Cesc. Del internacional argentino ha apuntado que es "decisivo en todos los sentidos", y ha resaltado una "capacidad de resolución, de decidir "que da mucha confianza al grupo". En cuanto al '4 'barcelonista, y tras destacar el control que ha hecho en la jugada del gol, ha insistido una vez más en que "intentamos ayudarle para que haga una muy buena temporada".

Siempre alerta

Por último, Guardiola ha comentado que "siempre hay margen de mejora", y que es por este motivo que un entrenador "siempre tiene que estar alerta". "Es una obligación que debemos tener los entrenadores. Un equipo cuesta mucho hacer y tarda un instante de caer ", ha concluido.

"Luis Enrique necesita tiempo"

La derrota de la Roma ante el Slovan de Bratislava en la fase previa de la Europa League ha puesto el ex entrenador del Barça B en el punto de mira. En este sentido, Guardiola, buen conocedor de las cualidades de Luis Enrique, apunta que "es un técnico más que fantástico" y que "hay que tener paciencia". "Está claro que en el fútbol siempre se quieren resultados. Si le dan tiempo lo conseguirá, porque es tozudo, muy competitivo y tiene las ideas muy claras. Las cosas no se construyen en cuatro días", ha indicado.

Volver arriba