fcb.portal.reset.password

Lombardo, Bakero i Pagliuca, a Wembley. FOTO: Mark Leech.

Para el barcelonismo, el nombre de la Sampdoria va siempre ligado a la final de la Copa de Europa de 1992 en Wembley. Un gol de Koeman en el minuto 111 de la prórroga contra este equipo italiano otorgó al Barça por primera vez la máxima competición continental. Indiscutiblemente, los catalanes se erigieron en una auténtica bestia negra de los de Génova, ya que tres años antes también les habían privado de la antigua Recopa, en una final disputada en Berna y resuelta con goles de Salinas y López Rekarte.

Ahora, cuando se cumplen dos décadas del partido de Londres, la Sampdoria se volverá a ver las caras con el conjunto azulgrana con motivo del Trofeo Joan Gamper.

Segundo Gamper para los genoveses

Será la segunda visita del cuadro transalpino en el Camp Nou para disputar el torneo que organiza el club culé. La anterior fue en 1997 y el Barça se impuso en la tanda de penaltis, tras el 2-2 al final del partido. Una noche que sirvió para que Rivaldo debutara en el estadio de azulgrana. El precedente más antiguo entre el Barça y la Sampdoria se remonta al 1960, un amistoso en Génova en el que se registró un contundente 4-0 a favor de los locales.

Vuelve con ambición

La Sampdoria volverá a la Serie A la próxima temporada después de un año a la división de plata italiana. A pesar de quedar sexto en la liga regular, logró subir en un dramático play-off ante el Varese. Una de sus figuras actuales es Nicola Pozzi, el autor del gol que certificaba el ascenso en el último minuto del partido de vuelta. A partir del próximo curso, la Sampdoria inicia un proyecto ambicioso para volver a decir la suya en Europa. Como cuando lo lideraban Pagliuca, Mancini o Vialli.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();