fcb.portal.reset.password

Cesc celebra un gol / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Arranca 2012 y el FC Barcelona sigue con hambre. Ante un valentísimo Osasuna, en la ida de los octavos de final de Copa, el equipo de Guardiola ha vencido cómodamente por 4-0 en el Camp Nou. Ha resuelto la cita en 20 minutos, en los que Cesc ha anotado los dos primeros goles del año azulgrana. Luego, ya en la segunda mitad, Messi ha redondeado la victoria con un cabezazo y un tiro ajustado imparables. Sublime: Rey de Reyes.

Con este resultado, que podría haber sido más abultado, el Barça obtiene una amplia renta de cara al partido de vuelta, que se jugará el jueves 12 en Pamplona (22 horas). Antes tocará pensar en el Espanyol (domingo 8, 21.30 horas).

Una presión sin igual

Los primeros diez minutos de fútbol de 2012 no han sido nada fáciles para el Barça. Sometido a una presión asfixiante por parte de Osasuna, que no tenía reparos en perseguir el balón hasta los dominios de Pinto una y otra vez, al equipo azulgrana le costaba salir de su mitad de campo. Osasuna jugaba con la defensa muy y muy adelantada, fiel a los ideales de su técnico, José Luis Mendilíbar. Pocos equipos habían salido así antes en el Camp Nou. Eso sí: tras este paréntesis inicial, se inició la goleada.

Xavi reparte, Cesc golea

En toda esta primera franja de encuentro los centrales azulgranas –hoy Puyol, Piqué y Mascherano formaban una nueva defensa de tres- apenas han rifado un solo balón. Eso, unido a los brillantes cambios de juego ejecutados por todos ellos, ha permitido al Barça ir cogiendo aire poco a poco y empezar a generar ocasiones en el área de Riesgo. Y en el primer remate entre los tres palos ha llegado también el 1-0, tras una genial asistencia de Xavi a Cesc, que no ha perdonado. Similar ha sido el segundo gol, nuevamente ideado desde la visión de juego del de Terrassa y rubricado, con una vaselina simplemente perfecta, por el de Arenys. 2-0 en el minuto 18.

Luego, Osasuna, incapaz de tapar su agujero tras el centro del campo, ha logrado capear el temporal hasta el descanso, sobre todo gracias a su portero, Asier Riesgo, decisivo en dos mano a mano con Thiago y Puyol. El Barça mandaba con justicia.

Aparece Messi... y los mete a pares

En la segunda mitad el monólogo del FC Barcelona ha continuado. La entrada de Messi, recuperado a tiempo de un proceso gripal, ha animado y de qué manera al Camp Nou. El equipo, contagiado por el ambiente, ha respondido con un vendaval de fútbol sin igual. Las ocasiones se sucedían una tras otra en la portería de Riesgo, que ha logrado evitar el tercero hasta que Messi ha dicho basta con un cabezazo en el minuto 72.

En los compases finales, cuando Osasuna ha estirado líneas en busca de un gol que le diera algo de vida en la eliminatoria, ha vuelto a aparecer el crack argentino. Messi nunca perdona, y un tiro ajustado suyo ha cerrado la goleada en el descuento. Los Reyes ya están aquí y visten de azulgrana.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();