fcb.portal.reset.password

Alegría de Iniesta por el empate en el campo del Chelsea, justo después del 2-6 en el Bernabéu. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Que el Barça de Guardiola raramente se relaja queda patente cada vez que se repasan sus estadísticas. Una muestra de ello son los resultados que ha obtenido en los partidos posteriores a un Clásico, ante otro rival. El equipo nunca pierde la atención: ocho victorias, un empate y una derrota han sucedido los duelos -de máxima exigencia- con el Madrid en las últimas tres temporadas y media.

Las ocho victorias

En los partidos más recientes, el Barça goleó al Al Sadd (4-0) en el Mundial de Clubes y al Nápoles (5-0) en el Gamper tras vencer en el Bernabéu en la presente Liga y de alzar la Supercopa España en el Camp Nou, respectivamente. La pasada temporada, el equipo venció en el Reyno de Navarra por 0-3 a continuación del histórico 5-0 al Madrid, venció a Osasuna 2-0 cuatro días más tarde de perder la final de Copa y ganó con claridad el derbi (2-0), inmediatamente posterior a la vuelta de las semifinales de Champions.

En los dos primeros cursos con Guardiola en el banquillo no eran tan habituales los clásicos. De todos modos, el Barça seguía en buena racha tras superar los blancos en las dos vueltas. En la temporada 2009/10 se deshizo del Xerez (0-2) y del Depor (3-0) y en la anterior, del Villarreal (1-2).

Un empate célebre y una derrota dulce

Paradójicamente, el mejor resultado que el Barça ha alcanzado después de un clásico no es un triunfo. Es, indiscutiblemente, el agónico empate a uno en Stamford Bridge, a los cuatro días del 2-6 en el Bernabéu de mayo de 2009, y que clasificó al Barça para la final de la Champions. La otra vez que el Barça no venció después de un clásico es la derrota de la temporada pasada en Anoeta (2-1), que resultó intrascendente, ya que el conjunto azulgrana conquistaría la Liga semanas más tarde.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();