fcb.portal.reset.password

Messi, satisfecho tras el 1-3 / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El campeón de Europa ha regresado a la competición por la puerta grande. Se ha impuesto por 1-3 en la ida de los octavos de final, un encuentro que no había logrado vencer nunca en la era Guardiola, al Bayer Leverkusen alemán. Ha sido una victoria incontestable de los azulgranas, superiores de principio a fin, y que han tenido en Alexis Sánchez a su hombre decisivo. El chileno ha dado la ventaja al Barça hasta en dos ocasiones, mientras que Messi ha certificado el triunfo visitante cerca del final. Antes, un tanto de Kadlec había igualado para los alemanes justo al inicio de la segunda mitad, en la que Valdés ha vuelto a ser decisivo.

De esta manera, el FC Barcelona encarrila la eliminatoria de octavos con un triunfo autoritario y que le permite encarar con mucho optimismo el encuentro de vuelta, que se jugará el 7 de marzo en el Camp Nou.

Un 80% de posesión

Muy rápido ha quedado claro qué tipo de partido se vería. El Bayer, con un planteamiento que llegaba a reunir hasta cinco defensas y los once jugadores en su mitad de campo, esperaba encerrado atrás al Barça. Era cuestión de paciencia para los azulgranas, que triangulaban de un lado a otro buscando algún espacio detrás de la zaga alemana. La posesión se ha disparado hasta el 80% en momentos puntuales de la primera mitad. Una cifra reveladora.

Un gol vital

A los de Guardiola únicamente les faltaba un pelín de profundidad. El problema residía en el número de atacantes del Barça –unos siete jugadores- frente al número de defensores locales –los once del Leverkusen-. De esta manera, sólo una gran asociación o una genialidad individual podían superar el muro alemán. O un error del Bayer en la salida de balón, que es finalmente el que ha originado el tanto de Alexis. En la jugada, Messi ha asistido desde la mitad de campo en profundidad para el chileno, que ha superado a Leno con un tiro raso. 0-1.

Empata Kadlec, responde Alexis

Tras el descanso, y prácticamente en el primer acercamiento al área de Valdés, ha llegado el empate del Bayer Leverkusen. El gol ha caído tras una jugada embarullada dentro del área, y que ha finalizado con un centro de Corluka desde la derecha que ha rematado de cabeza Kadlec. Los gritos de alegría en el Bayarena han durado dos minutos. Son los que ha tardado Cesc en ver el desmarque de Alexis, que ha vuelto a superar a Leno en la salida, esta vez con un sublime regate. Doblete del chileno. Silencio en Alemania.

Decisivo Valdés

Con el 1-2 el Bayer Leverkusen ha dejado atrás su planteamiento ultradefensivo y ha dado un paso al frente. Casi le sale bien su apuesta de no haber sido por Valdés, que ha salvado hasta tres remates francos –uno se ha estrellado en el palo- de los alemanes. El juego del Bayer iba a rachas. En la otra área, Messi casi se ha inventado el gol de la competición, pero el palo ha rechazado su vaselina ante Leno. Luego, Alexis ha rozado el hat-trick con un remate de cabeza tras un córner.

Resuelve Messi

Toda la segunda parte ha sido muy diferente a la primera, mucho más lenta, y parecía casi imposible que el partido finalizara con 1-2. Efectivamente, no ha sido así, tras un nuevo pase en profundidad del Barça –esta vez para Alves- y que ha finalizado con diana de Messi. El gol definitivo para encarar con optimismo la vuelta de octavos y para enamorar nuevamente a Europa.

Volver arriba