Tottenham – FC Barcelona: Messi enamora a Wembley (2-4)

Tottenham – FC Barcelona: Messi enamora a Wembley (2-4)

Los de Ernesto Valverde se llevan los tres puntos del estadio londinense con un doblete del argentino y los goles de Coutinho y Rakitic, que marca el gol 600 azulgrana en la historia de la Champions.

Wembley siempre ha sido especial para el FC Barcelona. Y este miércoles se ha vuelto a demostrar que la relación entre los azulgrana y el estadio londinense sigue fuerte. Porque los de Ernesto Valverde han conseguido sumar el triunfo ante el Tottenham, en la segunda jornada de la fase de grupos (2-4), gracias a los golazos de Coutinho, Rakitic y Messi que permiten suman ya seis puntos en la clasificación del grupo B.

Un partido, el 300 del Barça en la máxima competición europea de clubes, que aparte de los tres puntos también ha traído otra cifra destacada. Y es que los catalanes han conseguido superar los 600 goles en la Champions, 59 años después del debut oficial. El protagonismo de esta acción ha sido para Ivan Rakitic, que ha hecho el segundo tanto del Barça con un auténtico golazo, una obra maestra tras una jugada con participación de Messi, Suárez, Coutinho y el mismo centrocampista croata (0-2, min 28).

Un inicio fulgurante

Pero si un futbolista ha sido determinante ha sido el de siempre. Messi avisó, en su primer discurso como capitán, que la Champions era un título que el Barça quería. Y por lo visto sobre el césped de Wembley, está claro que el argentino está enchufado. Más 10 que nunca, y ejerciendo de líder, ha jugado a las mil maravillas. Suyo ha sido el pase largo que Jordi Alba ha aprovechado para ceder hacia Coutinho, que ha hecho el primer gol de la noche con un disparo potente, lejano y tempranero (0-1, min 2) tras aprovechar la salida de Lloris. El gol de Rakitic, menos de media hora después, ha vuelto a mover el marcador, que ha reflejado la superioridad ofensiva y defensiva con el 0-2. Porque la defensa se ha mostrado sólida, el centro del campo ha fluido, la delantera ha sido efectiva y Marc-André Ter Stegen ha estado acertado. Y es que el alemán, con una parada espectacular, ha ayudado a enviar el partido al descanso con el 0-2 tras un rebote que le ha pillado a contrapié, pero que ha corregido perfectamente (min 32).

El Tottenham busca la sorpresa

No ha tardado mucho Leo Messi en volver a pisar con fuerza el césped de Wembley. En menos de cinco minutos, de hecho, se ha topado dos veces con el palo. Desgraciadamente, la calidad del Tottenham ha aparecido y Kane, con un disparo lejos del alcance de Ter Stegen, ha podido reducir distancias (1-2, min 52). Un gol que ha espoleado a los de Pochettino, porque aunque Leo Messi, ahora sí, ha podido batir a Lloris, tras la enésima asistencia de Jordi Alba, los ingleses no se han rendido. Jugando más en ataque, Lamela ha vuelto a acercarse en el marcador, con un remate que se ha topado con el cuerpo de Lenglet y ha despistado a Ter Stegen (2-3, min 66) para verter el partido a un final de infarto.

Pero Messi brilla y sentencia

Quien finalmente se ha llevado la alegría y el triunfo ha sido el Barça. ¿Por qué? Porque Messi ha aparecido de nuevo para cerrar el resultado. Primero en defensa, bajando a robar el esférico en la frontal del área propia. Después con una carrera y una recuperación en ataque, que ha propiciado un poco de descanso. Posteriormente, cuando se ha quedado solo ante Lloris y no ha perdonado tras recibir una nueva asistencia de Alba -Suárez la ha dejado pasar como ya había hecho en el tercer gol visitante. La sonrisa que se le ha dibujado ya lo decía: era la felicidad de sumar una victoria que cura las pequeñas heridas de los últimos partidos. Y qué mejor manera de hacerlo que en la Champions. Y en un estadio tan maravilloso como Wembley.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo