El Barça ilumina el cielo de Nueva York

El Barça ilumina el cielo de Nueva York

El Empire State, uno de los edificios más icónicos de Nueva York, enciende la parte superior de su fachada con los colores azulgrana y corona simbólicamente la llegada del Club a Estados Unidos

Este miércoles por la tarde se ha producido en Nueva York la imagen que mejor simboliza el aterrizaje del Barça en Estados Unidos. El Empire State Building, uno de los rascacielos más simbólicos del mundo, ha iluminado el tramo superior de su fachada de color azul y grana.

El encendido de las luces ha tenido lugar a las 19:30 de la tarde, cuando apenas ha empezado a oscurecer en la ciudad que nunca duerme. Los colores del Club se han mantenido en la fachada hasta las 02:00 horas. Han estado casi siete horas que sirven para reconocer al Club y a su Fundación la alianza con Unicef ​​en su décimo aniversario y para coronar de la mejor manera posible la llegada del Barça en Estados Unidos, amplificando la noticia de manera exponencial en el ámbito global con una imagen icónica.

Esta acción se ha completado con la visita al edificio de una delegación del Club encabezada por el vicepresidente primero Jordi Cardoner, que, desdel mismo del edificio, ha escenificado el momento del encendido junto con Ronaldinho y Paloma Escudero, la directora de comunicación de Unicef.

Una larga trayectoria de iluminación

Desde 1976, las luces de la torre del Empire State cambian de color a diario para reconocer diversas efemérides u organizaciones, aportando así una nota de color espectacular en la noche neoyorquina. En el año 2012 el sistema incorporó una notable mejora con la instalación de luces LED comandadas por ordenador que permiten mostrar 16 millones de colores, que pueden cambiar de manera instantánea.

El Empire State ha sido el edificio más alto del mundo desde 1931, año de su inauguración, hasta el 1972. El edificio volvió a ser el rascacielos más alto de la ciudad cuando el de septiembre de 2001 los atentados terroristas destruyeron las Torres Gemelas, hasta que en 2012 fue superado por la Torre 1 del nuevo WTC. Está ubicado en la Quinta Avenida, entre las calles 33 y 34, tiene 102 plantas y una altura de 381 metros (443 metros sumando su antena). Su audacia no sólo viene dada por la imponente arquitectura que lo caracteriza, sino porque se trata de un edificio que se construyó en un tiempo récord: sólo pasaron 410 días desde el inicio de su construcción hasta su inauguración.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo