50 aniversario de la final de las botellas

50 aniversario de la final de las botellas

Este miércoles se cumplen cincuenta años de la victoria del Barça en la final de Copa disputada en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid el 11 de julio de 1968

Este miércoles se cumplen cincuenta años de la victoria del Barça en la final de Copa disputada en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid el 11 de julio de 1968. Aquel partido pasó a la historia con el apelativo popular de "la final de las botellas" debido a que algunos aficionados madridistas que no digirieron la derrota tiraron botellas de vidrio contra los jugadores barcelonistas.

El ambiente con el que se llegó a la final ya estaba bastante caldeado, dado que aunque en las semifinales el Barça había eliminado de una manera limpia el Atlético de Madrid, los medios de comunicación madrileños hicieron circular el rumor de que el árbitro Rigo había favorecido descaradamente los azulgranas, lo que era falso del todo. Esto, de hecho, no habría tenido demasiada importancia si no hubiera sido designado precisamente Rigo el árbitro de la final de Copa, que debía enfrentar el equipo barcelonista con el Real Madrid, en un escenario tan poco neutral como era el estadio Santiago Bernabéu.

Ese día, el entrenador azulgrana Salvador Artigas alinear los siguientes jugadores: Sadurní, Torres, Gallego, Eladio, Zabalza, Fusté, Rifé, Zaldúa, Mendonça, Pereda y Rexach. Por su parte, el técnico blanco Miguel Muñoz presentó este equipo: Betancourt, Miera, Zunzunegui, Sanchís, Pirri, Zoco, Serena, Amancio, Grosso, José Luis y Miguel Pérez.

El ambiente en las gradas era bastante tenso, con unos aficionados madridistas -que, evidentemente, eran la inmensa mayoría de los congregados- dispuestos a discutir cualquier decisión de Rigo. A pesar de este ambiente tan hostil, el Barça jugó con una gran serenidad y controló bien el juego de un Madrid muy nervioso, como se pudo comprobar con el único gol del partido: en el minuto seis, un centro de Rifé fue desviada por el madridista Zunzunegui al fondo de su propia portería. A partir de entonces, todos los ataques blancos se estrellaron contra la impecable barrera defensiva erguida por los hombres de Artigas. A medida que pasaban los minutos y ante la impotencia de su equipo, los aficionados madridistas se dedicaron a protestar sistemáticamente todas las decisiones de Rigo, y a pedir penal en todas las acciones dudosas que tuvieron lugar en el área azulgrana.

Los incidentes más graves, sin embargo, sucedieron cuando, faltando pocos minutos para el final del partido, algunos espectadores lanzaron botellas de vidrio, muchas de las cuales habían sido rotas previamente, contra los jugadores barcelonistas. Sin embargo, el Barça pudo lograr un triunfo heroico, conseguido en unas circunstancias tremendamente adversas.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo