“Nuestro autocar llevaba de todo y engañamos a los aduaneros”

“Nuestro autocar llevaba de todo y engañamos a los aduaneros”

Testimonial 3: Josep Gomáriz, de la PB Sant Vicenç de Castellet, nos cuenta cómo vivió la final de Wembley ‘92

"Nosotros hicimos un autocar de dos pisos que iba directo de Sant Vicenç de Castellet a Londres. Éramos 79 peñistas. Dentro llevábamos de todo para no pasar hambre ni sed. Jamones, embutido, pan... incluso un bidón con 50 litros de vino. Al entrar en el Reino Unido, por Dover, dijimos a los aduaneros británicos que era gasóleo para vehículos y se lo creyeron.

Con el hotel de Londres habíamos gestionado una visita guiada y panorámica por la capital inglesa. Y, al llegar, se nos acercó un muchacho barbudo con un sombrero típico inglés. Primero se nos dirigió muy educadamente en español. Cuando vio de dónde éramos se puso a cantar el himno del Barça en un perfecto catalán... y es que era de Reus.

De la final no hace falta decir nada. Sufrimos mucho pero el gol de Koeman nos llevó al cielo. Y la televisión nos enfocó un montón de veces. Estábamos en un córner y nuestra pancarta se vio en todo el mundo. Y volvimos eufóricos a casa... pero cuando estábamos a punto de embarcar el autocar en el ferry nos dijeron que nos teníamos que esperar doce horas. Preguntamos por qué y nos dijeron que había un pequeño detalle que quizá no habíamos tenido en cuenta. Y es que nuestro horario no era AM, sino PM. Habíamos visto la hora pero esto de AM o PM no lo habíamos oído, no sabíamos lo que era. Por suerte no fue al revés. De todos modos la perspectiva de tenernos que esperar tanto no nos hacía ninguna gracia. Y utilicé mis ‘armas': botellas de cava, coñac y embutidos... y nos hicieron un huequecito en el barco.

Hace cuatro décadas que soy presidente de la peña y las he visto de todos colores. Hemos ido a todas las finales y, quizá, de las que mejor recuerdo tengo es de ésta y, por supuesto, de la de Basilea, en 1979. A Sevilla fuimos 150 peñistas en tres autocares. Encargamos 150 bocadillos a un bar de cerca del Sánchez Pizjuan para la vuelta. ¿Sabéis cuántos sobraron? 147. Solo comieron los tres chóferes. Todo el mundo estaba hundido. La aventura de Atenas, aunque fue dramática. Pero es la historia del Barça, momentos fantásticos, momentos llenos de tristeza...".

Josep Gomáriz, PB Sant Vicenç de Castellet

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo