80 años del inicio de la gira del 1937 por México y Estados Unidos

80 años del inicio de la gira del 1937 por México y Estados Unidos

Elevó de manera exponencial el prestigio internacional del Club en unos momentos en que España sufría una sangrienta Guerra Civil

La gira por México y Estados Unidos que llevó a cabo el FC Barcelona en 1937 está considerada como uno de los episodios más importantes de la historia azulgrana, ya que elevó de manera exponencial el prestigio internacional del Club, en unos momentos en que España sufría una sangrienta Guerra Civil. En tierras americanas el Barça fue visto más como un embajador del legítimo régimen republicano que como un simple equipo de fútbol en gira deportiva. De hecho, el recibimiento que tuvo la expedición barcelonista fue de auténtico fervor popular, especialmente en México de Lázaro Cárdenas, un ferviente partidario de la causa republicana española.

El martes 18 de mayo de 1937 la expedición azulgrana que tenía que irse a México inició el viaje en tren hacia la población francesa de Saint Nazaire. Cabe decir que el trayecto desde Barcelona hasta la frontera con Francia resultó muy peligroso. De hecho, cuando estaban a punto de llegar a Portbou el tren se tuvo que parar un buen rato dentro de un túnel, ya que en aquellos momentos la villa gerundense estaba siendo bombardeada por la aviación fascista. Una vez pasado el mal trago, el 24 de mayo comenzaría una larga navegación hacia el otro lado del Atlántico, con la llegada a México el 8 de junio, donde fueron recibidos con todos los honores. Un diario de la capital mexicana publicó:“Que la estancia de los futbolistas catalanes logre borrar la impresión de tragedia y luto que traen de su afligida patria y que el fútbol de México sepa cosechar los beneficios que esa visita les brindará”.

El balance deportivo de los diez partidos jugados por el Barça en México y los cuatro en Estados Unidos durante tres meses, entre el 20 de junio y el 20 de septiembre del 1937, fue de diez victorias y cuatro derrotas, pero al final fue lo menos importante. Y es que aparte del prestigio alcanzado en defender los valores democráticos, el Club obtuvo unos beneficios económicos de la gira de 461.799,10 pesetas, una cantidad que fue ingresada en un banco de París el 6 de octubre de 1937. Posteriormente, este dinero sirvió para enjugar el déficit que se padecía desde hacía tiempo y a su vez fueron la base financiera para volver a encender la entidad una vez terminado el conflicto bélico.

Como era de prever, la situación dramática que vivía Catalunya y toda España fue la causa de que los jugadores Ventolrà, Urquiaga, García, Gual, Iborra, Pedrol y Tache decidieran no volver a Barcelona y quedarse en México, mientras que Balmanya, Escolà y Zabalo fijaron su residencia en Francia.

Por su parte, el delegado Rossend Calvet, el entrenador Patrick O'Connell, el masajista Àngel Mur, el cuidador Modesto Amorós y los jugadores Munlloch, Argemí, Babot, Bardina, Rafa y Pagés se arriesgaron a volver a la capital catalana en plena guerra, aunque Munlloch marchó en 1938 a Francia y luego de nuevo a México. O'Connell, un personaje irrepetible, había dicho con su fino humor irlandés que mientras hubiera patatas él no se marcharía de Barcelona. En cuanto a los refugiados, sólo Balmanya, Escolà, Zabalo, Pedrol y García se incorporaron nuevamente al FC Barcelona después de la guerra.

Hay que recordar que el FC Barcelona volverá a Estados Unidos este verano, en una gira americana que incluirá tres partidos amistosos contra Juventus (día 22 de julio), Manchester United (día 26) y Real Madrid (día 29).

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo