Movistar Inter - FC Barcelona Lassa: La mala suerte decide en Madrid (4-2)

Movistar Inter - FC Barcelona Lassa: La mala suerte decide en Madrid (4-2)

Con el mismo resultado que en el primer partido, pero esta vez con goles locales en la segunda parte, los de Andreu Plaza pierden el segundo duelo de la serie final de la LNFS y están obligados a ganar en el Palau para seguir luchando por el título

No pudo ser y el FC Barcelona Lassa ha vuelto a consumar un resultado que no refleja lo que se ha visto sobre la pista de Torrejón. Porque la igualdad entre catalanes y interistas ha sido elevada, en un partido de alto voltaje y grandes ocasiones para ambos conjuntos, pero dos acciones desafortunadas de los de Andreu Plaza sentenciaron el duelo. Un resultado que ahora obliga al Barça a ganar tres partidos de forma consecutiva -dos en el Palau y uno en Madrid- si quieren levantar el título de Liga.

Una igualdad que no se consuma

El Barça ha vuelto a hacer un buen partido. Un segundo duelo de la serie de la final de la LNFS que ha sido una especie de continuación respecto al primero, el que se jugó el pasado jueves en Torrejón. Así, el de este sábado se ha disputado bajo el guión de la igualdad, pero con un resultado al descanso de 1-1 tras los goles de Ferrao y Gadeia prácticamente sobre la bocina del final del primer tiempo. Dos dianas que han tenido que llegar a balón parado, porque la actuación de los dos porteros, especialmente de Paco Sedano, ha vuelto a ser muy buena.

Sin embargo, los de Andreu Plaza han vuelto a llevar más el peso del ataque y, con una defensa compacta, han salido rápido a la contra, aunque nuevamente la falta de acierto les ha perjudicado. Y eso que los azulgranas se han adelantado, con un penalti transformado por Ferrao tras una falta de Pola sobre Rivillos (0-1, min 19), pero la sexta falta de los catalanes segundos después ha acabado con el gol de Gadeia ( 1-1, min 20).

Una segunda parte contraproducente

Tras el descanso, el Barça no ha estado acertado. La mala suerte, además, tampoco ha ayudado. Porque, a pesar de que durante los primeros minutos los dos equipos han jugado sin tomar demasiado riesgos, y los dos porteros han tenido un altísimo porcentaje de paradas, la igualdad se ha roto a falta de seis minutos. Lo ha hecho en una jugada desafortunada entre Aicardo y Sedano que el gaditano ha terminado transformando, en propia portería, en el 2-1 en contra (min 34).

Acción que ha hecho daño al Barça, que no se ha querido precipitar para evitar que el Inter sentenciara antes, pero tampoco lo ha dejado jugar con fluidez. La entrada del portero-jugador, ya a 3:29 del final, no ha surgido efecto y Ricardinho y Pola han puesto un 4-1 demasiado amplio por lo visto sobre la pista (min 40). Esquerdinha ha maquillado el marcador, pero la derrota ya era una realidad.

Así pues, ahora el Barça necesitará la magia del Palau para dar la vuelta a este 2-0 en contra, empatar la serie y forzar el quinto partido. Es difícil, pero todavía no se ha dicho la última palabra.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo