Guillermo Amor y Bakero hablan del movimiento peñístico

Guillermo Amor y Bakero hablan del movimiento peñístico

Hablamos con dos ex-jugadores que compartieron la época del “Dream Team”

¿Qué representa el movimiento peñista del FC Barcelona?

JOSÉ MARI BAKERO:

Para mí, después del día de mi fichaje, uno de los momentos más importantes que tuve como jugador fue el partido homenaje durante mi despedida, a la que vinieron muchísimas peñas. Cuando uno está jugando no es tan consciente del papel que tienen, pero representan un colectivo importantísimo porque muchas de ellas están fuera de Cataluña, y eso representa una masa social que hay que respetar y tener en cuenta.

GUILLERMO AMOR:

Las peñas configuran un movimiento que siempre se ha identificado mucho con el Barça y es una fuerza que mucha gente desconoce. Hacen un trabajo tremendo. En Cataluña, ser del Barça es más sencillo, pero fuera siempre es más complicado. Es bueno que todo el mundo conozca cómo funcionan las peñas, lo que representan, y el trabajo que hacen a lo largo del año para mantenerse, para pagar el local o para coger el autobús y venir a ver los partidos.

¿Cómo vivisteis en vuestra época de jugadores la relación con las peñas?

GUILLERMO AMOR:

Personalmente, cuando jugaba, solía participar en bastantes actos de peñas, y todavía hoy me invitan a algunos. Es un contacto único. Creo que es bueno que el futbolista activo mantenga este contacto de vez en cuando. A pesar de que ahora se protege mucho a los jugadores y que no van a muchos actos, es bueno saber cuál es el sentir de la gente, cómo trabajan y cómo viven su barcelonismo.

JOSÉ MARI BAKERO:

Cuando me retiré, pasé ocho días visitando todas las peñas de Huelva. El presidente de las peñas de esa zona se llamaba Rosendo y tenía mucha presencia aquí en Barcelona. Me invitó y estuve allí con la familia. Fue un viaje fantástico, disfrutando de todo el cariño que me transmitieron. Antes, la relación personal era más cercana. Yo sigo manteniendo esta relación directa, y dos o tres veces a la semana me tomo unas cañas en la Peña de Sitges.

¿El contacto directo permitía valorar más la labor de las peñas?

JOSÉ MARI BAKERO:

Recuerdo el importante trabajo que realizaba Nicolau Casaus para fortalecer el movimiento peñista. Era el referente que nos permitía conocer el valor de las peñas y mantener el contacto con sus miembros, como mi caso con Rosendo en Huelva o con Maria Antònia Milà, con quien he compartido diferentes acciones.

GUILLERMO AMOR:

Tras los entrenamientos, salías e igual que atendías a la prensa podías hablar allí con los presidentes de peñas. Ellos nos decían que su entidad tenía un aniversario o celebración y nos pedían si podíamos ir; ellos, personalmente, venían y hablaban contigo. Conocías el presidente, conocías la peña y te vinculabas más en su ambiente. También recuerdo a Miquel Rivero, un empleado del Club que nos facilitaba la relación entre los jugadores y las peñas.

¿Cómo veis la labor deportiva que se efectúa desde algunas peñas?

GUILLERMO AMOR:

Siempre ha habido peñas con actividad deportiva, a pesar de que tener equipos en diferentes categorías no es tan fácil. Recuerdo que cuando era pequeño había varios equipos de peñas con los que nos podíamos enfrentar. En muchos casos existe una relación entre estas peñas y el Club, y si tienen un chico interesante para el futbol base del Barça, se pasa esta información. De la misma manera, recuerdo que estos equipos podían ser la salida de jugadores más pequeños que no tenían continuidad en el Club.

¿Creéis que es necesaria una mayor presencia de jóvenes en las peñas?

JOSÉ MARI BAKERO:

Las propias peñas tendrían que reflexionar sobre ello y adaptarse al momento. Algunas son conscientes de ello: yo estuve en una de Mallorca que tenía un local fantástico ubicado en un bar de gente joven con una decoración moderna. Lo que pasa es que la condición económica o laboral puede condicionar de algún modo el rejuvenecimiento y la modernización de las peñas. Poco a poco se han de ir buscando factores que acerquen a la gente joven y ser imaginativos en este sentido. El futuro siempre está en los jóvenes.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo