El Ayuntamiento concede la licencia para el derribo del Mini, un paso más en la transformación del entorno del Camp Nou

El Ayuntamiento concede la licencia para el derribo del Mini, un paso más en la transformación del entorno del Camp Nou

El trámite permite iniciar las obras este octubre y avanzar en la conversión de todo el ámbito que rodea el estadio en un gran espacio con más entorno público, de más calidad y abierto al vecindario

Nuevo paso adelante en la transformación del entorno del Camp Nou. El Ayuntamiento de Barcelona ha concedido al FC Barcelona la licencia de derribo del Miniestadi, que permitirá comenzar este octubre el desmantelamiento de esta instalación y las contiguas de la Barça Escola y de la pasarela que lo conecta con el Palau Blaugrana. Con este trámite se da continuidad a las intervenciones que se derivan de la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) aprobada en el último mandato para dotar la zona de más espacio público, de más calidad y abierto al vecindario.

El gobierno municipal y el Club explicaron ayer martes en el vecindario y entidades de les Corts las características del proceso de derribo, que irá a cargo del Club y tendrá una duración de unos seis meses. En los terrenos que queden liberados, el FC Barcelona construirá el Nuevo Palau Blaugrana, una de las piezas que forman parte del Espai Barça, que también prevé la reurbanización de calles del entorno, la remodelación del Futuro Camp Nou y la su apertura en el barrio.

El Club organizó el 24 de septiembre un acto de despedida en el Miniestadi en el que participaron jugadores, entrenadores y directivos azulgrana que vivieron momentos inolvidables en el estadio inaugurado en 1982. Una vez concedida la licencia, ya podrán empezar los trabajos previos (retirada de los asientos, retirada de elementos de la cubierta y retirada de los elementos que no sean de piedra y hormigón) ya continuación se procederá al derribo en los tres ámbitos de actuación que incluye este proceso. Por un lado, el mismo estadio, que incluye su desmantelamiento, el de la cimentación y un acondicionamiento del terreno. Actualmente, el terreno de juego se encuentra a tres metros aproximadamente por encima del nivel de la calle y el objetivo es dejar el terreno a +/-1 metro de la cota de la acera y evitar así posibles problemas de seguridad y fangales en la calle los días de lluvia. Esta fase se alargará hasta febrero de 2020.

El segundo ámbito es el de los terrenos y las instalaciones de la Barça Escola, que incluye la retirada del césped artificial y el resto de los elementos, tales como muros, pavimentos y gradas. Esta fase se hará en paralelo al derribo mecánico del Miniestadi y se alargará hasta finales de noviembre.

Por último, el tercer ámbito de actuación será la pasarela de conexión entre el Palau Blaugrana y el Miniestadi, que será cortada y retirada. El corte se realizará sin que haya afectación de la rampa que da acceso al Palau, lo que permitirá su uso regular los días de partido. La retirada de la pasarela se hará en enero de 2020.

Los tres ámbitos de actuación del proceso de deconstrucción, la Barça Escola, el Miniestadi y la pasarela que lo conecta en el Palau.
Los tres ámbitos de actuación del proceso de deconstrucción, la Barça Escola, el Miniestadi y la pasarela que lo conecta en el Palau.

Una transformación en marcha

La concesión de la licencia de derribo se suma al trabajo realizado desde la aprobación de la MPGM para progresar con los documentos que se derivan y hacer posible la reordenación de todo el ámbito. Actualmente está en trámite la reparcelación urbanística de los terrenos incluidos en la MPGM. Y está pendiente de aprobación definitiva el proyecto de urbanización que incluye las intervenciones que se harán en las calles y espacios libres.

Concretamente, el ámbito a reurbanizar tiene una superficie de 111.046,74 m2. El conjunto de las actuaciones permitirá crear un gran espacio abierto alrededor del estadio, eliminar la valla exterior y los desniveles que hay ahora y renovar y ampliar las calles del entorno para reordenar el acceso rodado y peatonal.

El recinto se integrará en el barrio de la Maternitat y de Sant Ramon y será permeable, con nuevos espacios privados abiertos al uso público sin cierres que mantendrán una continuidad con el resto de espacios públicos, viales y verdes que la rodean y que hacen frente en el Camp Nou y el actual Palau Blaugrana y Miniestadi.

Obras de urbanización

El proyecto lo ha impulsado el Club en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona. Por tanto, los criterios de urbanización seguirán los que se aplican en las intervenciones municipales en cuanto a elementos como los bordillos, los alcorques, el pavimento general de loseta y de las aceras y el alumbrado.

La previsión es que las primeras obras puedan empezar a principios del 2020. Se empezaría por la calle Menéndez Pelayo, en el tramo comprendido entre Martí i Franquès y Joan XXIII, y posteriormente se irían ejecutando el resto de viales.

Paralelamente, el Club y el Ayuntamiento continúan trabajando en el resto de elementos de la transformación. La MPGM incluye cambios importantes que habrá que ir desarrollando, como son el soterramiento de todo el aparcamiento actual en superficie para mitigar el impacto en la movilidad en días de partido; la renovación del Camp Nou y la construcción del Nuevo Palau Blaugrana, y la construcción de tres nuevas edificaciones terciarias en el entorno del cruce de Arístides Maillol y Joan XXIII y de una cuarta de servicios del Club en la travesía de les Corts con Arístides Maillol.

Força Barça
Força Barça

Relacionado Con este contenido

Cerrar artículo

Relacionado Con este contenido