El control de las pulsaciones, para un mejor rendimiento

El control de las pulsaciones, para un mejor rendimiento

Los pulsómetros son estos días una fuente de información muy valiosa para el cuerpo técnico del Barça de hockey patines La pretemporada es dura y todos los jugadores, incluidos los porteros, ponen a prueba su frecuencia cardiaca

En el deporte de élite cada vez es más habitual someter a los deportistas a tests y medidas de control para detectar sus necesidades. Como otros deportes de equipo, el hockey patines exige esfuerzos intermitentes de alta intensidad. Para poder cuantificar los esfuerzos de los jugadores hacen falta variables objetivas y la frecuencia cardiaca es una de ellas. Es por ello que el Barça de hockey patines trabaja con un equipo de telemetría para la monitorización de la frecuencia cardíaca.

Todos los jugadores, incluidos los porteros, se entrenan y disputan los partidos amistosos con un pulsómetro sobre el pecho. Los datos que obtienen los técnicos son muy valiosas. De entrada, comprueban cuál es el esfuerzo de cada jugador cuando afronta las diferentes cargas de trabajo y, a partir de ahí, pueden diseñar los entrenamientos más adecuados para lograr un mejor rendimiento.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo