=
Sadurní y Ter Stegen: dos ángeles de la guarda muy terrenales

Sadurní y Ter Stegen: dos ángeles de la guarda muy terrenales

Ambos porteros, que se encontraron en la Ciudad Deportiva, comparten secretos sobre el reto que supone ponerse delante de la escuadra azulgrana
01:26PM sábado 17 nov

Cubrir la portería del Barça es un desafío mayúsculo que está a la altura de pocos deportistas. Tres palos, una red y una línea blanca donde todo empieza y todo acaba. Los grandes mitos de la portería del Barça tienen mucho que decir, pero, sobre todo, tienen mucho que decirse.

Y esto lo pudimos comprobar en un reciente encuentro entre Salvador Sadurní (portero del primer equipo del 1961 al 1976) y Marc-André ter Stegen, que defiende la portería del FC Barcelona desde el 2014. Los dos porteros se conocieron una mañana a la Ciudad Deportiva, justo antes de un entrenamiento. Veteranía y juventud dejaron un rato los guantes de banda para hablar de sus trayectorias.

Técnica y historia

Tras hacerse un gran abrazo, las primeras palabras de Sadurní hacia Ter Stegen fueron: "Técnicamente eres muy bueno", a las que el alemán respondió con una sonrisa humilde, como nos tiene acostumbrados. "Además, cuando arriesgas con el pie y no te sale bien, tiras adelante, y esto es muy importante para un portero. Otro se hundiría ", va confesarle el portero catalán.

Lo dice uno que sabe de lo que habla. Sadurní, nacido en L'Arboç del Penedès en 1941, llegó a jugar 464 partidos en el Barça y se ha ganado por méritos propios ser uno de los porteros más queridos de la historia del Club. Sus tres trofeos Zamora, su relevante papel en la consecución de la mítica Liga 1973/74 o sus brillantes intervenciones en la final de Copa del 68, la final de las botellas, son sólo algunos de los méritos de un curriculum donde destaca , por encima de todo, su talante como portero elegante, sencillo y cercano.

Sadurní y Ter Stegen: dos ángeles de la guarda muy terrenales
Sadurní y Ter Stegen: dos ángeles de la guarda muy terrenales

Ambos porteros, que se encontraron en la Ciudad Deportiva, comparten secretos sobre el reto que supone ponerse delante de la portería azulgrana

 

Durante el encuentro, Ter Stegen demostró su interés por la historia del Club y sus héroes recordando que Sadurní llegó al Club para sustituir moralmente otro mito de la portería, Ramallets. Una circunstancia con la que el alemán se siente identificado -en otro tiempo y de otro modo-, porque él tuvo que sustituir ante los palos Claudio Bravo, una figura muy querida por la afición. "El hecho de que Sadurní estuviera al Barça más de 15 años demuestra cómo es como persona", confesó Marc-André, que se siente identificado.

Guantes sólo cuando llovía

En la conversación también salió el tema de la integración en el país. "No he querido ser un jugador extranjero más, he querido conocer la historia, su gente, por eso quise hablar desde un principio bien el idioma", aseguró el alemán. "Esto es muy importante en un portero porque es los ojos de la espalda de los jugadores y esto facilita la comunicación", recordó Sadurní.

Volviendo a la técnica, y con sentido del humor, Sadurní no dudó en comentar al alemán que le gusta su colocación, "aunque se puede mejorar". "Y tienes que tener cuidado con los disparos de lejos", continuó la voz de la experiencia. Ter Stegen, como ejemplar alumno aplicado, asintió mientras reía con él.

De camino al campo de entrenamiento, Salvador Sadurní recordó que en su época sólo jugaban con guantes "cuando llovía". "Estarían más cómodos", respondió irónicamente Ter Stegen. "Y de qué tejido eran?", Le preguntó. "De lana!".

La conversación terminó con unas fotos en el campo de entrenamiento y, mientras el alemán marchaba hacia la sesión preparatoria, el del Arboç nos confesó: "Estoy maravillado con este chico. Habiéndolo conocido entiendo perfectamente por qué está triunfando ". Dos ángeles de la guarda muy terrenales.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo