fcb.portal.reset.password

Cuando se produce un hecho como el de este miércoles en el Camp Nou, una remontada sin precedentes, siempre surgen protagonistas inesperados. En el caso del Barça-PSG ha sido Santi Garcés, el fotógrafo del Club que captó una imagen que ha dado la vuelta al mundo en pocas horas.

36 horas después de ser publicada la instantánea ocupa el primer lugar de la cuenta oficial de Instagram del FC Barcelona en cuanto a 'likes'. Suma más de 1,6 millones en una red donde la han llegado a ver más de 6,8 millones de personas, provocando un total de 1,7 millones de interacciones y generando más de 34.000 comentarios, convirtiéndose en la tercera más comentada de la cuenta.

 

This night was... #ForçaBarça!

Una publicación compartida de FC Barcelona (@fcbarcelona) el

En Facebook es la publicación más vista de la historia de la cuenta oficial. La han llegado a ver más de 56 millones de personas, generando unos 3,3 millones de reacciones, de los cuales 2,6 son 'me gustas'. La imagen se ha compartido más de 220.000 veces y ha provocado unos 5.000 comentarios. En Twitter, por otra parte, han visto la fotografía más de 2,5 millones de personas, provocando más de 28.000 ‘likes’ y más de 21.000 retuits.

La fotografía retrata el momento en el que Leo Messi, segundos después del 6-1 de Sergi Roberto, se alza sobre la afición culé en el gol norte del Camp Nou. El crack argentino, de pie sobre la valla publicitaria, celebra con la grada de animación el gol que clasifica al FC Barcelona para los cuartos de final de la Liga de Campeones, mientras la mayor parte del equipo está formando una piña en el córner.

Sprint, abrazos, besos... y la foto

El autor de la foto, Santi Garcés, se encuentra a pocos metros de Leo Messi. Ubicado en la zona de la prensa gráfica, esprinta hasta situarse detrás de la portería cuando detecta que el crack argentino celebra el tanto por su cuenta. "Creía en la remontada y me quedé cerca de la gente", explica el fotógrafo mexicano, de 41 años, trabajador del Club desde hace cuatro.

La euforia, sin embargo, provoca que esta zona para medios acreditados sea ahora un espacio lleno de aficionados que empujan, abrazan e incluso besan a Santiago Garcés, que a pesar de ir cargado con dos cámaras consigue disparar "unas 50 fotos", entre las que se encuentra la instantánea que todo el mundo ya conoce. La única buena de las 50 y la más querida de toda la era digital del FC Barcelona.

Volver arriba