Roque Olsen jugó durante siete años en el Real Madrid. | ARCHIVO FCB

Se hizo cargo del equipo en una temporada que en principio era de transición. Tenían que incorporarse varios jugadores cedidos, jóvenes de la cantera como Rexach, y otros fichajes como Gallego (un gran central), Müller o Reina.

Su carácter y mal genio le convirtieron en un entrenador poco agradable para los jugadores. Incluso después de una derrota contra el Elche, decidió apartar a Vicente y Re del equipo por su bajo rendimiento. Finalmente, en su primera temporada al frente del equipo, acabó tercero en la Liga. El Barça también ganó la Copa de Ferias ante el Zaragoza por 2-4 en la vuelta, con tres goles de Pujol.

La temporada siguiente, la 1966/67, fue un auténtico fracaso y la junta se puso manos a la obra, contratando un nuevo entrenador: Salvador Artigas.

Tras su paso por el Barça, entrenaría hasta 1992, año en el que fallecería mientras dirigía a la UD Las Palmas.