Plantilla del FC Barcelona el día de la inauguración del Camp Nou, el 24 de septiembre de 1957. | ARCHIVO FCB

Ladislau Kubala cambió la historia del Barça. | ARCHIVO FCB

El Barça de la temporada 1951/52 pasó a la historia como el equipo de las Cinc Copes. | ARCHIVO FCB

El Camp Nou, durante su construcción. | ARCHIVO FCB

El Camp Nou, el día de la su inauguración. | ARCHIVO FCB

Durante la década de los cincuenta se produce un considerable crecimiento de la masa social en el Club gracias al fenómeno Kubala y la construcción de un nuevo estadio con más del doble de localidades que el viejo campo de Les Corts. De los 26.300 socios de 1950 se pasó a 52.791 en 1961, un incremento ligeramente superior al 100%.

La llegada de Ladislao Kubala fue determinante para los éxitos del Barça y se convirtió en el ídolo de los barcelonistas. Las victorias del equipo y el mito de Kubala fueron clave para fidelizar a los seguidores. Avanzaba la inserción del Barça en la sociedad catalana.

El Club necesitaba un estadio más grande, y de hecho en 1950 los socios ya habían aprobado en referéndum la adquisición de unos terrenos para construir un nuevo estadio. En 1953 el eslogan electoral de Francisco Miró-Sans, Necesitamos, queremos y tendremos un nuevo campo, fue decisivo para convertirlo en presidente del Barça. La construcción del Camp Nou representó una confirmación de la capacidad modernizadora de la Entidad.

KUBALA, LA ESTRELLA DE LA DÉCADA

De la mano de Samitier, secretario técnico del Club, en 1950 llegaba a Barcelona Ladislao Kubala, un jugador que cambió la historia del Barça y se convirtió en una figura mítica del barcelonismo. El crack húngaro incorporó unas novedades técnicas nunca vistas, como el disparo con efecto. El juego espectacular de un equipo que dominó el fútbol español y brilló en Europa.

EL BARÇA DE LAS CINCO COPAS

De 1950 al 1953 son años de hegemonía azulgrana. La temporada 1951/52 el FC Barcelona reunió un conjunto sensacional que ganó las Cinco Copas: la Liga, la Copa, la Copa Latina, la Copa Eva Duarte y la Copa Martini Rossi. Es decir, todos los títulos posibles. El equipo de las Cinco Copas reunía una delantera legendaria. Este era su once tipo: Ramallets, Seguer, Biosca, Segarra, Gonzalvo III, Basora, César, Kubala, Moreno, Villa y Manchón.

EL ASUNTO DI ESTEFANO

En 1953 el FC Barcelona fichó al argentino Alfredo Di Stéfano tras un acuerdo con el River Plate, club que tenía los derechos legales sobre el jugador. Paralelamente, el Real Madrid negoció con el Millonarios, el equipo con el que jugaba Di Stéfano de manera ilegal en ese momento.

Una fraudulenta maniobra federativa con aval franquista resolvió que Di Stéfano jugara alternativamente una temporada en cada club. En desacuerdo con el veredicto, el Barça renunció al jugador. El Barça de Kubala y el Madrid de Di Stéfano compitieron durante muchos años por la hegemonía del fútbol estatal.

EL FICHAJE DE LUIS SUÁREZ

La llegada de Luis Suárez en 1954 haría más fuerte uno de los mejores equipos de la historia. Fue un jugador excepcional que dio grandes alegrías al Club. En el año 1960, como jugador del FC Barcelona, ​​Luis Suárez ganó el Balón de Oro. Actualmente el Gallego de Oro es el único futbolista español que ha recibido esta distinción.

LA INAUGURACIÓN DEL CAMPO NUEVO

Las obras de construcción del Camp Nou comenzaron en 1955 y terminaron dos años más tarde. El Camp Nou se inauguró durante la presidencia de Francisco Miró-Sans el 24 de septiembre de 1957, día de la Mercè, patrona de Barcelona. Durante la inauguración se celebraron actos festivos y un partido contra una selección de jugadores de Varsovia. El Barça obtuvo su primera victoria en el Estadio por 4-2. El delantero paraguayo Eulogio Martínez fue el autor del primer gol en el Camp Nou.

El Estadio tenía una capacidad inicial para 99.053 personas. El coste total del Camp Nou fue de 288.088.143 pesetas. Hoy el Camp Nou es el estadio con más capacidad de Europa, con un aforo de 99.354 espectadores.

LA LLEGADA DE HELENIO HERRERA

La llegada del técnico Helenio Herrera en 1958 fue toda una revolución a la hora de entender el fútbol. Gracias al autor de frases históricas como "ganaremos sin bajar del autocar" y "con diez hombres se juega mejor que con once", el equipo volvió a erigirse en un conjunto temible.

Herrera, conocido como HH, contó con un conjunto extraordinario, mezcla de cracks extranjeros y catalanes. Los nuevos ídolos volvían a venir de Hungría: Sandor Kocsis y Zoltan Czibor, que se añadieron a Eulogio Martínez y Evaristo, junto con jugadores de casa como Gensana, Gracia, Vergés, Tejada, Olivella, Segarra...Aquel formidable equipo ganó dos ligas consecutivas, además de una Copa del Rey y una Copa de Ferias.