fcb.portal.reset.password

Stefan Peno, en acción en Manresa | FOTO: V. SALGADO - FCB

Las circunstancias y las lesiones en los jugadores exteriores han propiciado que el base serbio Stefan Peno, que llegó a Barcelona con 14 años, y Pol Figueras, natural de La Selva del Camp (Tarragona) y que comenzó su periplo en el Barça con 12 años, fueran este domingo en Manresa los bases del primer equipo, un hecho inédito hasta ahora en la historia reciente de la sección.

Tan sólo tienen 19 y 18 años, respectivamente, pero en las últimas semanas están entrenando con el primer equipo y ganándose la confianza del entrenador Bartzokas, al que no le ha temblado el pulso para hacerlos jugar cuando ha necesitado dos bases. Peno ha sido un habitual con el primer equipo desde el inicio de la pretemporada, mientras que Figueras ha ido alternando sesiones con el primer equipo y con el filial.

Seguir trabajando al máximo

Stefan Peno ya había debutado con la camiseta del Barça Lassa el curso 2014/15 en un partido contra el CAI Zaragoza en el Palau. Ayer, sin embargo, salió en el cinco inicial en Manresa y disputó un total de 10 minutos. "Agradezco toda la confianza que me están dando los técnicos, los cuales me están ayudando mucho a mejorar día a día. Soy consciente de que el camino que me queda por recorrer es largo y tengo que mejorar en todas las facetas del juego", explica Peno.

Pol Figueras, por su parte, sí hizo su debut oficial en la Liga Endesa."Para mí haber debutado con el primer equipo es un sueño hecho realidad. Cuando estás allí lo encuentras normal porque te vas acostumbrando a las cosas que te pasan pero cuando piensas ves me acuerdo de mucha gente y de todas las horas que he dedicado", comenta Figueras, que añade que "tampoco quiero que sea flor de un día, así que seguiré trabajando al máximo para tener más oportunidades y aprovecharlas".

Volver arriba