fcb.portal.reset.password

Final cruel para el Barça Lassa en el clásico disputado en Madrid. Los blancos se han llevado el triunfo gracias a una canasta agónica en el último segundo del partido de Sergio Llull (76-75). A pesar del buen partido de Ante Tomic, Perperoglou y Eriksson - 26, 10 y 12 de valoración respectivamente - no ha sido suficiente para alcanzar el triunfo.

Y eso que el Barça ha salido a la pista acertado. Con liderazgo e intensidad se han mostrado los azulgranas sobre la pista del Real Madrid y han puesto en problemas a los blancos en los primeros minutos de juego. En unos minutos iniciales igualados, el juego interior de Tomic y el acierto de Oleson - seis puntos consecutivos - han permitido al Barça conseguir una ventaja de ocho puntos (7-15, min 5). Perperoglou y Rice sostenían la ventaja azulgrana, mientras que el Real Madrid respondía a través del juego exterior. Pero el Barça estaba bien plantado y mantenía los ocho puntos con un triple de Rice, acertado desde la línea de 6.75 (13-20). Los de Pablo Laso, sin embargo, han reaccionado y han sido capaces de igualar el partido con un triple de Llull al final del primer periodo. (23-23, min 10).

A pesar del buen inicio azulgrana en el segundo cuarto con cinco puntos consecutivos de Faverani y Eriksson, lo cierto es que los blancos han despertado y a través de Carroll y de Othello Hunter han dado la vuelta al marcador. Era el Madrid quien dominaba este segundo cuarto que cogía la ventaja más amplia hasta el momento. Sobre todo, a través de los triples de Randolph, Doncic y Llull, el jugador más incisivo de los blancos, que con un triple agónico antes del descanso ha permitido al Real Madrid llevar una ventaja de 11 puntos. En esos minutos complicados para los azulgranas, seis puntos de Vezenkov desde la pintura permitían al Barça no alejarse del electrónico (47-36, min 20).

Reacción azulgrana

El paso por los vestuarios ha ido a la perfección a los barcelonistas que han recortado diferencias desde la zona interior. Tomic, Oleson y un gran Perperoglou - 8 puntos en el tercer período - estaban siendo los protagonistas de la segunda mitad y han liderado un parcial de 4-11 que ha situado a los de Bartzokas a sólo cinco puntos. El Madrid se sostenía a base de triples. A medida que iban pasando los minutos, el partido se igualaría (62-57, min 30).

Estaba siendo un duelo que se jugaba a pocos puntos en el que las defensas se imponían. El Barça se sentía cómodo en este contexto del partido y se acercaba en el marcador cuando más cerca del final llegaba el partido. Un triple de Eriksson y otro de Rice han situado al Barça a sólo dos puntos (71-69, min 38). Quedaban dos minutos de juego y ambos equipos vigilaban en no cometer errores, porque, ahora sí, se pagarían caros. Perperoglou ha puesto el 72-71 y Tomic con una bandeja ha puesto al Barça por delante a sólo un minuto del final (72-73).

Final igualado y cruel

Los azulgranas recuperaban la ventaja que habían tenido en el primer periodo y pondrían al Madrid contra las cuerdas, aunque conseguía responder a través de Randolph. En unos últimos segundos de partido de infarto, Tomic ha vuelto a estar acertado a seis segundos del final (74-75) y sólo quedaba una posesión para finalizar el partido. La victoria azulgrana, sin embargo, ha volado en el último segundo cuando Sergio Llull ha liderado el último ataque blanco y casi sin espacio encestó su lanzamiento de dos para dar un triunfo agónico a los blancos y, a la vez, cruel para el FC Barcelona, ​​que ha competido hasta el final un partido complicado y en el que ha merecido el triunfo.

La fitxa del partit

Reial Madrid, 76

FC Barcelona, 75

Reial Madrid: Randolph (9), Ayón (6), Taylor (2), Doncic (4) i Hunter (7) – cinc inicial – Maciulis (9), Sergio Llull (16), Draper (-), Rudy (3), Carroll (14) i Reyes (6).

FC Barcelona: Rice (6), Claver (7), Oleson (8), Perperoglou (16) i Koponen (3) – cinc inicial – Tomic (14), Faverani (4), Vezenkov (6), Eriksson (9), Diagne (-) i Renfroe (2).

Parcials: 23-23/24-13/(descans) 15-21/14-18

Àrbitres: A.Martín Bertrán, Carlos Cortés i Martín Caballero

Volver arriba