fcb.portal.reset.password

Dorsey intenta controlar un rebote entre dos rivales / VICTOR SALGADO - FCB

Joey Dorsey comenzó su segunda etapa como azulgrana de manera inmejorable. El pívot fue uno de los hombres clave de la victoria del Barça Lassa este viernes (82-66) ante Olympiakos en el TOP16 de la Euroliga. Dorsey consiguió 12 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones y 2 tapones y, además, sumó 20 de valoración en 22 minutos de acción. Su presencia contagió a sus compañeros la intensidad necesaria para superar un reto de alto nivel como es la visita del subcampeón de Europa. Frente al conjunto griego, la afición azulgrana pudo disfrutar de un Dorsey motivado, que goza de la confianza de Xavi Pascual y que tiene ganas de gustar en su regreso al FC Barcelona Lassa.

De hecho, el estadounidense entró en pista a los cinco minutos de partido, cuando el encuentro aún estaba igualado. Su presencia ayudó a contrarrestar el buen inicio de los griegos y a abrir brecha en el marcador en el segundo y el tercer cuarto. En el segundo período el norteamericano se hizo el amo y señor de los aros del Palau. Dorsey aportó el equilibrio en ataque y en defensa que necesitaban los hombres de Pascual para dominar el juego, además de hacer vibrar al público con mates y tapones espectaculares. Su trabajo, sumado al acierto desde el perímetro por parte de los jugadores exteriores, ayudó al Barça a sentenciar el duelo.

Así pues, el retorno de Joey Dorsey a Can Barça ha sido inmejorable, y su rendimiento en su primer partido demuestra que está capacitado para rendir desde el primer momento. La baja de Shane Lawal, ausente durante tres meses por una lesión en la rodilla, está cubierta con garantías con la presencia de Dorsey.

Dorsey, en uno de los dos tapones espectaculares que realizó / VICTOR SALGADO - FCB

Volver arriba