fcb.portal.reset.password

Thomas, uno de los jugadores más incisivos del momento. FOTO: ARXIU FCB.

Partido grande en el Nokia Arena, de los que hacen afición y marcados en rojo en el calendario. Segunda salida del Top 16 y encuentro muy importante para volver a recuperar sensaciones a campo contrario. Y es que después de las tres derrotas seguidas a domicilio, los de Xavi Pascual volvieron al Palau y sumaron dos triunfos importantes y de prestigio contra el Panathinaikos y ante el Unicaja. Ahora toca demostrar que esta recuperación es un hecho visitante una de las pistas más complicadas, pero un lugar donde el Barça ha ganado en la mitad de sus visitas, ocho veces de 16, y no hay que olvidar que es el actual campeón de Europa.

El rival

Tiene el mismo balance que el Barça, 1-1, pero en su casa es muy peligroso. Ha ganado en casa cuatro de los seis partidos que ha disputado hasta ahora en este curso 2014/15 y cuenta con una plantilla muy compensada. Tiene talento, físico, tiro exterior y un juego interior potente. Sabe jugar a muchos registros y los de Pascual tendrán que salir concentrados desde el inicio. Hombres como Ohayon, Pargo (5,8 asistencias) y Devin Smith (16 puntos y 7 rebotes por partido) desde el exterior, y Randle, Tyus y Schortsanitis son las principales armas de los hombres de Guy Goodes, que tomó el relevo esta temporada de David Blatt, que actualmente entrena a los Cleveland Cavaliers de la NBA.

El Barça

Sin Brad Oleson, que estará de 2 a 3 semanas de baja por un esguince del ligamento tibioperoneo del tobillo izquierdo, Juan Carlos Navarro y Marcus Eriksson, lesionado de larga duración, los de Xavi Pascual buscan ganar a domicilio para deshacerse de la mala racha de resultados en campo contrario. Además, un triunfo en Israel tendría un valor excepcional de cara a la clasificación y también para volver a coger impulso de cara a los grandes compromisos que hay en las próximas semanas y meses.


Volver arriba