fcb.portal.reset.password

 

Barça y Valencia se vuelven a ver las caras esta noche. Lo harán en el cuarto partido de la serie de semifinales que se está jugando ahora en el Palau Blaugrana tras dos partidos jugados en la Fuente de San Luis (con triunfos barcelonistas) y uno en el pabellón culé (con triunfo naranja). Los de Pascual no quieren llegar al quinto partido y es por eso que saben que el de hoy es un partido a vida o muerte. Un nuevo 'match ball' que esta noche no se puede desaprovechar.

Cómo llega el FC Barcelona

Los azulgranas, que no tienen ninguna baja para el partido de esta noche, saben que no pueden desaprovechar esta segunda bola de partido si no quieren volver a Valencia el sábado para jugar el domingo.

Conocedores de la experiencia del pasado martes y asumiendo sus errores, los azulgranas, que ayer hablaron en zona mixta por boca de tres de sus jugadores-Huertas, Lampe y Nachbar-, no quieren ni oír hablar de un nuevo tropiezo . La clave, según todos, es "mantener la concentración a lo largo de los 40 minutos que dura el encuentro".

Deportivamente hablando, aparte del gran partido de Joey Dorsey, el Barça necesita recuperar la buena labor bajo los aros de su mejor jugador en el poste bajo en este ejercicio, el croata Ante Tomic que el pasado martes se cargó rápidamente de personales al principio del tercer partido . Esto, añadido a un mejor juego de perímetro puede ser una de las claves para superar el rocoso Valencia.

El rival

El conjunto naranja está tocado físicamente y este es un factor que debe saber aprovechar el Barça, pero no hay que confundir aprovechar este factor con confiarse, porque los de Perasovic ya han sido capaces de ganar una vez en Barcelona y si lo han hecho es porque son un gran equipo que tiene todo el respeto del vestuario azulgrana.

Dubljevic sigue siendo baja, así como Pablo Aguilar y se mantiene la duda de Romain Sato. El alero de origen africano fue baja de última hora en el último partido jugado en el Palau. Deportivamente hablando habrá que vigilar de cerca el MVP de la fase regular de la Liga Endesa, el estadounidense Justin Doellman, así como Lucic o Van Rossom, dos buenos escuderos de la estrella naranja y del pívot ucraniano Lischuk, que el pasado martes hizo mucho daño, tanto a la pintura como desde el perímetro.


Volver arriba