fcb.portal.reset.password
Abrines, en una acció del partit

Abrines, en una acció del partit. FOTO: EUROLEAGUE

Golpe de autoridad. Por la gran imagen mostrada a partir del segundo cuarto y por la manera de vencer. Por los diferentes estilos que pueden jugar los de Pascual y porque cuando ponen la directa nadie les puede frenar. El triunfo este jueves en el Pionir por 64-82 ha sido la mejor muestra que, aunque hay altibajos, el Barça tiene un potencial que asusta y que huele a campeón una vez los catalanes sean más regulares.

Sada cambia el ritmo

En los primeros diez minutos, el Barça ha estado irreconocible. Se ha encomendado al ritmo lento de los serbios y de las posesiones largas e interminables. Esto ha impedido correr a los de Pascual, que se han visto superados por la intensidad del Partizan. El 17-11 así lo ha reflejado, pero la aparición de Sada lo ha cambiado todo. El base de Badalona ha cambiado el ritmo, ha hecho espabilar a sus compañeros y los azulgranas se han puesto por delante en el marcador con las canastas de Sada, Papanikolaou, Nachbar y Abrines (24-29).

Aún así, los de Vujosevic han tirado de orgullo, han remontado (30-29), pero apareció un actor inesperado: Jacob Pullen. El americano ha dado otro ritmo, con más alegría y sus puntos han servido para cerrar el primer acto con una renta de seis puntos, 32-38.

Puntos para romper el partido

En la reanudación, Pullen ha vuelto a tomar el timón del partido y ha abierto un parcial hiriente que ha puesto al Barça dieciséis puntos por encima -(36-52)- después de los puntos de Papanikoloau, Dorsey y de un Abrines que crece cada día como jugador y anotador. El cuarto ha sido plácido gracias al acierto ofensivo y también defensivo y el parcial ha acabado siendo de 12-26 para el 44-64 del minuto 30.

En los últimos diez minutos el ritmo ha sido más bajo. Pero el trabajo ya estaba prácticamente hecho. Y cuando se han necesitado canastas, ha vuelto a aparecer Abrines con dos puertas atrás para certificar el triunfo (55-74). El espíritu del Partizan y su fe no han sido suficientes para superar la calidad y el talento del FC Barcelona, que cuando juega como sabe y quiere, es imparable a cualquier pista de Europa. El 64-82 final permite a los azulgranas sumar la cuarta victoria en seis partidos en esta primera fase de la Euroliga.

La ficha del partido

Partizan, 64
FCB, 82

Partizan de Belgrado: Bogdanovic (24), Kinsey (11), Mirosalvjevic (10), Lauvergne (9) y Milutinov (0) -cinco inicial-; Aranitovic (0), Dallo (2), Gagic (6), Musli (2), Andric (0), Bezbradica (0).

FC Barcelona: Huertas (3), Navarro (5), Papanikolaou (8), Lampe (9) y Tomic (8) -cinco inicial-; Pullen (13), Dorsey (7), Sada (4), Abrines (19), Todorovic (0), Hezonja (3), Nachbar (3).

Parciales: 17-11, 15-27, 12-26, 20-18

 

Volver arriba