fcb.portal.reset.password

Papanikolaou, contra el Madrid. FOTO: VÍCTOR SALGADO-FCB.

El ensayo general de la Final Four de la Euroliga en Milán, en un Palau lleno, ha resultado triunfal para el Barça, que se ha deshecho del Madrid con una superioridad descomunal. En la antepenúltima jornada de la fase regular de la Liga Endesa, los hombres de Xavi Pascual se han acercado a la tercera plaza derrotando por primera vez a los blancos esta temporada. Un gran comienzo, con Tomic y Lorbek imponiéndose en la pintura, y una reanudación memorable de Abrines y Papanikolaou han sacado fuera del partido a los blancos (llegaron a estar 25 por debajo).

Y es que el Barça aparecería en la pista concentrado, agresivo y solidario en defensa, dejando al Madrid los dos minutos iniciales sin anotar (4-2). Los pívots han sido los primeros protagonistas de la tarde, especialmente un Ante Tomic motivado contra su ex equipo. Gracias a sus puntos y al trabajo en defensa los locales se escaparían de entrada (12-4). La presión de los culés asfixiaba los ataques madridistas.

Así, el técnico Pablo Laso se ha visto obligado a pedir un tiempo muerto (14-4, min 7). Sus hombres, muy desacertados y sin encontrar a Rudy en ningún momento, estaban siendo arrollados por un Barça pletórico, con todos los jugadores aportando. Sólo podían tomar aire desde la línea de personales. El ambiente se calentaría aún más después de una pelea entre Nachbar y Mejri. A pesar de la diferencia de faltas a favor de los visitantes, el resultado al final del primer periodo era concluyente: (21-10).

El principio del segundo sería un duelo creativo entre los bases Pullen y Sergio Rodríguez. Seis puntos consecutivos del canario y un triple de Carroll han equilibrado un poco la situación (33-25, min 15). Bajo la batuta de Rodríguez, el Madrid había crecido en confianza, fluidez y efectividad. Y eso que, con la baja de Reyes, su rotación era inferior. Un triple de un dosificado Navarro coincidiendo con los gritos atronadores de "Independencia" en el minuto 17 volvería a ampliar el margen (40-27), que quedaría en diez en la media parte (42-32).

Entre Llull y Mirotic harían lo imposible para acercar más a su equipo en la reanudación, pero toparían con un oponente muy inspirado: Abrines (53-40, min 23). Su tercer cuarto ha sido monumental. También Papanikolaou contagiaba a los compañeros y a la afición, entregada, con su carácter. El equipo había vuelto a escaparse (61-43, min 26). No bajaba la tensión. Después de un tapón monumental de Abrines, Rudy ha perdido los papeles y se ha autoexpulsado (67-55, min 28).

En esos instantes, el Madrid estaba desconectado y al Barça le salía casi todo (70-45). De esta manera, el último periodo sería un paseo culé. Los merengues maquillarían el resultado gracias al orgullo de Rodríguez, pero los culés querían llegar al Clásico de la Final Four con las mejores sensaciones posibles. La cuarta personal de Tomic le llevaría al banquillo hasta los instantes finales. Sin él en la pista, Mirotic apareció y también entraría en el intercambio de golpes de las postrimerías (84-67, min 37). El Barça, con una mentalidad de campeón, saldría vencedor. El viernes, en Milán, más.

La ficha

FC BARCELONA, 86
REIAL MADRID, 75

FC Barcelona: Huertas (6), Oleson (5), Papanikolaou (18), Lorbek (6), Tomic (12) –cinco inicial-, Dorsey, Sada, Abrines (20), Navarro (3), Lampe, Nachbar (6) y Pullen (10).

Reial Madrid: Llull (13), Rudy Fernández (4), Darden (2), Mirotic (19), Bourossis (9)–cinco inicial-, Díez (3), Rodríguez (13), Carroll (3), Mejri (5) y Slaughter (4).

Àrbitres: Martín Bertrán, Peruga y Pérez.


Volver arriba