fcb.portal.reset.password

Ante Tomic durante el primer partido de la eliminatoria / FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

El FC Barcelona busca esta noche (21.00 horas / Esport3 y Canal Plus Deportes) encarrilar la eliminatoria de los cuartos de final de la Euroliga ante el Galatasaray. Los turcos ya demostraron que no son un equipo fácil de batir y supieron mantener el nivel durante toda la primera parte del primer duelo del pasado martes. En la reanudación, el buen juego azulgrana y la lesión de Arroyo (en el último minuto del primer tiempo), marcaron el encuentro.

Cómo llega el FC Barcelona

El Barça llega bien al segundo partido. Con todos los jugadores a disposición de Xavi Pascual, incluido un Navarro que arrastraba alguna pequeña molestia en los isquiotibiales, los azulgranas buscan situar el 2-0 en el global de la eliminatoria. Sería un paso importante para viajar a Estambul con cierta tranquilidad, siendo conscientes que allí el ambiente será, cuanto menos, complejo.

El engranaje del equipo funcionó bastante bien y las piezas que movió Pascual a lo largo del encuentro también. Y es que del primero al último de los once jugadores que intervinieron, el bloque fue el que más beneficiado salió. Pullen, actuando de microondas revulsivo, Sada aportando consistencia en defensa y rebote, Dorsey y su intimidación, así como tantos otros, hasta once hombres, que rayaron a un notable nivel para acabar ofreciendo un buen espectáculo a los más de 5.000 espectadores que se dieron cita el pasado martes en el Palau Blaugrana.

El rival

El Galatasaray presenta la peor baja que puede tener, la de su hombre franquicia, la de su líder -sobre todo por lo que genera, no tanto por lo que anota -, el puertorriqueño Carlos Arroyo. Hasta el momento de su lesión, el pasado martes en el Palau, el director de orquesta del Galatasaray llevaba 14 puntos en 16 minutos jugados. Era claro, pues, que había sido un factor importante para mantener vivo el espíritu de su equipo, pero también es cierto que cuando cayó lesionado, el Barça ya había superado el mal inicio (0-9) y había encontrado la tecla para seguir creciendo en el marcador (33-34).

Con la baja de Arroyo -confirmada ayer por la Euroliga-, quizá Erceg será el encargado de asumir la responsabilidad ofensiva. Él, el vetarano Domercant o Macvan podrían ser las principales pesadillas de un buen equipo, que si bien es cierto que ha perdido a un pedazo de jugador, todavía tiene argumentos para seguir generando problemas esta noche en el Palau. El conjunto otomano quiere apurar todas las opciones posibles de volver a su país con un empate que les haría soñar.

Volver arriba