fcb.portal.reset.password

Marcelinho, en un partido ante el Partizan. FOTO: ÁLEX CAPARRÓS - FCB

El Barça Regal disputa este jueves, sin Juan Carlos Navarro, el segundo partido del Top 16 de la Euroliga contra el Khimki de Moscú (17 h, Esport3). Será un partido complicado por varios motivos. Primero, porque los de Rimas Kurtinaitis no han perdido ningún partido en casa durante la primera fase, consiguiendo vencer en el Basketball Center de Moscú rivales de entidad como el Real Madrid, el Panathinaikos y el mismo Fenerbahçe. Los de Xavi Pascual, que llevan dos triunfos brillantes de forma consecutiva en el Palau, esperan demostrar su mejora también fuera de Barcelona. En Moscú tienen la primera oportunidad, aunque no esté Navarro, que será baja por una sinovitis en el tobilo derecho.

Detener al cerebro croata

Y es que Zoran Planinic, base de 30 años y 2 metros, ha encontrado su madurez deportiva en el conjunto ruso y esta temporada está liderando el Khimki en gran parte de los aspectos del juego. Suele dejar en buena posición los tiradores como Fridzon, anotadores puros como Rivers y jugadores de rachas como Monya y, además, sabe cuándo debe anotar y hace jugar a su equipo de una manera muy atractiva. Anota 13,4 puntos por partido y reparte casi seis asistencias por encuentro. Su único pero, el lanzamiento exterior. Tan sólo ha convertido 3 triples de 21 intentos.

Aparte de un juego exterior muy completo, los rusos cuentan con un juego interior potente. James Augustine y Paul Davis conforman una gran pareja de pívots que va muy bien al rebote ofensivo. Ambos tienen pasado en la Liga Endesa y los azulgranas ya saben cuáles son sus fortalezas y sus debilidades. En el lugar de ala-pívot los rusos acostumbran a jugar con Kresimir Loncar, que aprovecha sus características físicas para jugar de fuera a dentro y crear peligro. El cuarto pívot de la rotación es Matt Nielsen, ex jugador del Valencia Basket, que esta temporada sólo disputa 13 minutos por partido.

Sin precedentes

Este jueves será la primera vez que el Barça Regal y el Khimki se ven las caras. Los hombres que entrena el lituano Rimas Kurtinaitis no suelen jugar regularmente la Euroliga y desde el 2006 han jugado la máxima competición del baloncesto europeo tres veces. En las dos participaciones anteriores, los moscovitas quedaron eliminados en la primera fase (2010-11) y consiguieron disputar el Top 16 sin poder clasificarse para los cuartos de final (2009-10). Esta temporada, sin embargo, cuentan con uno de los equipos más potentes que se le recuerdan.

El Barça Regal, que es el equipo más valorado de la Euroliga con un índice de 94,81 puntos, buscará la segunda victoria del Top 16 y también romper la racha positiva del Khimki en casa, que no conoce la derrota en el Basketball Center .

Volver arriba