fcb.portal.reset.password

Jawai, contra el Brose Baskets. FOTO: ÀLEX CAPARRÓS-FCB.

Necesitaba el Barça Regal una tarde así, como la vivida en el debut en la Euroliga contra el Brose Baskets Bamberg, para reconciliarse consigo mismo después de las dos derrotas iniciales en la Liga. Muy serio y clarividente, el conjunto azulgrana ha sentenciado pronto, gracias a un primer cuarto eléctrico. De este modo, ha podido desarrollar en los dos siguientes un baloncesto alegre y divertido para los aficionados, que han podido volver a disfrutar de Navarro y Jasikevicius y ver los mejores minutos de la temporada de su equipo. A pesar de un cuarto periodo sin historia, ha sido, el estreno deseado en Europa.

Un 15-0 inicial y definitivo

Los dos equipos han fallado los siete primeros tiros del partido (tres los locales y cuatro los visitantes). Un triple inaugural del peligroso Nachbar ha sido respondido por un parcial de 15-0 por parte del Barça Regal. Defendía con intensidad y, por medio de un juego colectivo fluido, lograba buenas opciones de tiro en las posiciones interiores, con Mickeal y Tomic muy finos. La precipitación inicial se había transformado en un santiamén en un baloncesto atractivo y efectivo. El campeón alemán, en cambio, acreditaba un 1/9 en lanzamientos de campo (min 5).

El banquillo barcelonista se ha añadido a la causa defensiva y también a la anotación. Jawai, por ejemplo, ha obsequiado al público con un tapón imponente nada más entrar. Navarro ha reaparecido en el Palau y la superioridad catalana era total, como lo indicaba el marcador del primer cuarto: 26-9. Nachbar había sido el único jugador del Brose Baskets que había encestado.

Bienvenido, Saras

El Barça Regal alcanzaba los 20 puntos de ventaja al inicio del segundo periodo. A partir de ahí, los visitantes encontrarían otros recursos más allá de Nachbar y, con un parcial de 0-7, entrarían finalmente en el partido, obligando a Xavi Pascual a pedir un tiempo muerto (32-19, min 13). El golpe de efecto se produciría con la vuelta del ídolo Jasikevicius al Palau, nueve años después. El lituano, en la dirección, imponía un ritmo vertiginoso y nutría a un Tomic inconmensurable y a un Wallace autoritario en el poste bajo (43-26, descanso).

Éxito colectivo

La dinámica se ha mantenido en la reanudación. La distancia bordeaba los 15 puntos, con intercambio de canastas, principalmente del tándem Mickeal-Lorbek con Nachbar. El Barça Regal, desenfadado, controlaba el rebote y se mostraba infalible desde la línea de personales. Sin rebajar el listón defensivo, todos anotaban, todos se gustaban (62-39, min 27). En especial Tomic, que destacaba en puntos (12), rebotes (9) y asistencias (4).

Último cuarto de trámite

Con el partido roto desde hacía rato, el Brose Basket ha resucitado con un parcial de 0-4 al principio del cuarto periodo (64-48, min 32). De los cuatro, ha sido el que más le ha costado imponer su estilo al Barça Regal. Acusaba el incremento de las pérdidas balón y, sobre todo, el desacierto en los triples. Prácticamente no ha puntuado. Sin embargo, los germanos nunca se acercarían a más de los 12 que ha reflejado el marcador final (72-60). La sobriedad azulgrana lo ha impedido.

LA FICHA

FCB REGAL, 72
BROSE BASKETS BAMBERG, 60

FCB Regal: Huertas (6), Ingles (3), Mickeal (12), Lorbek (11), Tomic (12)–cinco inicial-, Sada, Navarro (4), Jasikevicius (4), Todorovic, Wallace (10), Rabaseda (2) y Jawai (8).

Brose Baskets Bamberg: Goldsberry (3), Nachbar (20), Jacobsen, Gavel (5), Zirbes (8) –cinco inicial-, Gipson (5), Tadda (1), Neumann (1), Ford (2), Williams (8) y Jacobsen (7).

Árbitros: Ankarali, Zamojski y Lopes.

Asistencia: 4.961 aficionados.

Volver arriba