fcb.portal.reset.password

Navarro, celebrando una canasta durante la final de la Liga Endesa de la pasada temporada. FOTO: ÁLEX CAPARRÓS - FCB

Este jueves no puede fallar nadie. Ni el equipo ni la afición. Todos al Palau Blaugrana. El abonado, todos los socios y los aficionados al baloncesto que han comprado su entrada deben ser el sexto jugador en la pista contra el Panathinaikos en el partido que decidirá cuál de los dos equipos estará en Londres para disputar la Final Four de la Euroliga. De momento, el CSKA de Moscú y el Real Madrid -el posible rival en las semifinales- ya están clasificados y quedan dos eliminatorias por resolver, la del Barça y la del Olympiakos-Efes Pilsen.

Entradas en cuentagotas

No hay prácticamente entradas para el partido. Sólo hay dos vías para poder conseguirlas. A través de Internet y de la página web del Club se pueden comprar las entradas si los abonados al Palau liberan su asiento a través del 'Seient Lliure'. Cada vez que se liberan, las entradas están disponibles a través de la red. La segunda opción es comprar las entradas de visibilidad reducida del Palau, que tan sólo pueden obtenerse en las taquillas del Boulevard. Una vez el aficionado es informado de la visibilidad de la zona en que se sentará, las puede comprar a un precio de poco más de veinte euros.

Un centenar de griegos

Está previsto que cerca de 100 personas acompañen al Panathinaikos este jueves en Barcelona. El conjunto griego tendrá el apoyo de sus ruidosos aficionados, que se situarán en la parte alta del pabellón, donde habitualmente se sienta la afición visitante. Las medidas de seguridad serán las adecuadas para el partido.

Sin duda, el ambiente del Palau Blaugrana será excepcional y el aliciente de obtener un billete para Londres es un premio muy grande como para dejarlo escapar. La magia del Palau, el pabellón que ha hecho ganar tantos títulos y que es casi inexpugnable -10 triunfos de 11 en partidos a cara o cruz- es garantía de éxito.

Si sabes que no podrás venir, libera tu asiento

Desde el club se recomienda a las personas que sepan a ciencia cierta que no podrán asistir al partido, que liberen el asiento para que otro barcelonista pueda ocupar su lugar y animar al equipo. Una vez se ha liberado la localidad se pone a la venta automaticamente.


Volver arriba