fcb.portal.reset.password

Tomic lucha por un rebote. FOTO: EUROLEAGUE

Si hay un equipo que puede dar la vuelta al play-off de cuartos de final de la Euroliga es el Barça Regal. Por carácter, por ambición y por calidad. A pesar de las bajas, los hombres de Xavi Pascual han competido en los tres primeros partidos y en los dos últimos ha salido cruz. El mejor ejemplo para ser optimista, ganando en campo contrario el cuarto partido y superando al rival en el quinto en el Palau se remonta a la temporada pasada. En la final de la Liga Endesa. Cuando todo el mundo daba los azulgranas por muertos -tras perder de 26 puntos en el 3º partido (85-59)- dieron un golpe sobre la mesa y se llevaron el cuarto enfrentamiento. El 75-81 que empató la serie a 2 tuvo en Lorbek, Wallace y Mickeal los protagonistas. ¿Por qué no pensar en repetir todo y la ausencia del alero estadounidense?

Aquella vez, en Madrid, los de Xavi Pascual cambiaron varios aspectos tácticos y situaron una zona 2-3 tras canasta, además de una defensa mixta sobre Jaycee Carroll que funcionó. A pesar de la diferencia del escenario, este jueves en el cuarto partido los azulgranas necesitan vencer para tener la oportunidad de ganar la eliminatoria en el Palau Blaugrana y poder estar en la Final Four de Londres. La motivación es máxima y saber que el Real Madrid -el posible rival en las semifinales- ya está clasificado es un añadido más. El Panathinaikos, que espera repetir el mismo guión de 2011, sabe que tendrá que sudar para ganar tres partidos de manera consecutiva en el Barça Regal, un hecho que no es nada habitual.

"Nunca subestimes el campeón"

En la historia del baloncesto hay muchos ejemplos de equipos que han cambiado eliminatorias y que han acabado ganando campeonatos aunque nadie apostaba por ellos. "Don't ever underestimate the heart of a champion"-nunca subestimes el corazón de un campeón-, dijo el entrenador de los Houston Rockets, Rudy Tomjanovich, en 1995, cuando el equipo tejano revalidó el título de campeón de la NBA conseguido en 1994. Los momentos no son los mismos, pero la frase se adapta perfectamente al equipo de Xavier Pascual, que el mes de febrero, en Vitoria, ya avisó de lo que es capaz de hacer.

Este jueves, en el OAKA de Atenas, y ante más de 20.000 espectadores, el Barça Regal se lo juega todo a una carta. No vale nada más que la victoria para poder tener opción de ganar el quinto partido en el Palau. Experiencia y talento al servicio del equipo para conseguir volver a Barcelona con el 2-2 en la eliminatoria.


Volver arriba