fcb.portal.reset.password

Xavi Pascual amb el trofeu de la Lliga Endesa / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

El entrenador del Barça Regal Xavi Pascual ha hecho balance de la temporada en el programa 'ADN' de Barça TV. Allí ha explicado las sensaciones de su equipo y staff técnico a raíz de conseguir un título de Liga muy sufrido. Pascual ha destacado que la victoria "tiene una repercusión muy importante para nuestra autoestima y también porque mantenemos nuestra hegemonía un año más en el panorama estatal". De hecho, el entrenador ha reconocido la difícil situación que vivió el equipo, sobre todo después de las dos derrotas tanto en casa como en el Palacio de los Deportes.

El obstáculo de las lesiones

Xavi Pascual ha querido recalcar el mérito de su equipo a la hora de conseguir un título que las lesiones han complicado. Estas han aparecido durante toda la temporada y, sobre todo, en los momentos importantes. La fascitis plantar de Juan Carlos Navarro antes de la Euroliga, la rotura de Eidson en la final de la Copa del Rey o el virus de Boniface N'dong antes de la final de Estambul han sido algunas de estas dificultades. Este último ha sido también un problema añadido para Xavi Pascual en esta serie de los play-off por el título. El jugador africano se lesionó y no pudo estar a las órdenes del entrenador del FC Barcelona. "Empezábamos con mucha debilidad respecto a nuestro rival, con la lesión de N'dong, jugábamos con tres jugadores interiores sólo y, además, 'Boni' es nuestro jugador más valorado de esta Liga", explicó Pascual.

Un cambio de táctica sorprendente

Después de ver como su equipo perdía por 26 puntos, Xavi Pascual decidió cambiar algo. Decidieron que debido a las lesiones no podían jugar igual, ya que físicamente estaban muy por debajo del Madrid. "Hay una premisa de la vida que dice que cuando quieres que el rumbo cambie primero debes cambiar tú. Nos lo planteamos seriamente y diseñamos un partido diferente. Teníamos que aportar cosas diferentes y jugar con sus sensaciones. Cuando soñábamos el guión era exactamente este y salió perfecto”. Un guión que permitió devolver la eliminatoria al Palau y que quiso recordar Xavi Pascual, ya que este hecho justificaba 10 meses de competición para tener el factor pista a favor. Una de las claves de este cambio fue la sorpresa: "Sorprendió a todos. Incluso después del triple de Marcelinho que dijimos 'zona!', aparte de los jugadores, en la parte de los aficionados se oyó un ruido inquieto ", afirma Xavi Pascual.

Una felicidad añadida

"Junto con París son dos momentos extraordinarios. Recuerdo el primer título que fue una Liga en casa y es un momento especial porque arrancas una etapa diferente, pero sí que este es muy especial para mí”. Una felicidad que ha venido asociada a la dificultad de conseguir un título que ya se veía perdido. En el último partido pudimos ver gritos de rabia y de alegría de unos jugadores y entrenadores que tuvieron que soportar la presión de verse por debajo en la eliminatoria.

Volver arriba