fcb.portal.reset.password

Lionel Messi y Iniesta celebran un gol esta temporada

No hay nada mejor para un barcelonista que ganar en el Santiago Bernabéu. Un estadio propicio para los azulgranas en los últimos años, sobre todo en Liga, ya que han ganado en seis de las últimas nueve ediciones. Un dato espectacular que el Barça quiere continuar agrandando, y que serviría para continuar como un cohete en la Liga. Y es que la visita de este sábado del Barça en Madrid, en un horario poco habitual -13 horas-, puede servir para alejarse aún más de los blancos, cuartos en la clasificación, actualmente 11 puntos por debajo, a pesar de que podrían ser 14 después del Clásico en caso de victoria azulgrana, aunque el Real Madrid tiene un partido menos.

Messi, insaciable en el Bernabéu

Los últimos Clásicos en Madrid han dejado partidos para la posteridad y casi siempre con el sello del mejor jugador de todos los tiempos. Porque el Bernabéu es el estadio, tras el Camp Nou, que más goles de Messi ha visto, con un total de 14 entre todas las competiciones. No es de extrañar, pues, que sea el máximo goleador histórico de los Clásicos, con 24. Duelos como los de la temporada pasada con su doblete, uno de los goles marcado en la última acción del encuentro que sirvió para ganar 2-3, el 3-4 del curso 2013/14 con un hat-trick o los mágicos 2-6 del 2009 y el 0-2 en las semis de Champions del 2011, con dos dobletes más, son algunas de las grandes obras de Messi en Chamartín.

Los de Valverde llegan al Clásico en un estado de forma sensacional, líderes indiscutibles de la Liga, solidarios en el juego construyendo un gran bloque defensivo, efectivos también de cara a puerta con un Messi insaciable pichichi de la competición con 14 goles y el depredador Luis Suárez, que llega en racha con cuatro goles en los últimos cuatro partidos. Y es que los culés encadenan 13 triunfos y tres empates en la Liga y un total de 24 enfrentamientos consecutivos sin conocer la derrota. O lo que es lo mismo: más de cuatro meses sin perder. Unos resultados que han llevado los de Valverde a liderar la Liga, a clasificarse para los octavos de la Champions como primeros y ser también los octavos de la Copa del Rey. Unos datos más que optimistas para afrontar el partido ante el Real Madrid.

Un gran duelo

Sin embargo, un Clásico siempre es un Clásico y la rivalidad no entiende de lógicas. Ernesto Valverde que ha explicado que el equipo azulgrana "quiere ratificar el buen momento", ha reconocido que "cuando parece que estás dominando el Madrid es capaz de darte un golpe al contraataque". El técnico, que no puede contar con los lesionados Dembélé, Alcácer y Umtiti, tampoco lo hará con Arda Turan, Rafinha y Deulofeu por decisión técnica.

El Real Madrid, por su parte, fue el último rival que consiguió superar al Barça. Fue en la Supercopa de España, título que se llevaron los blancos. Desde entonces, los azulgranas han sido invencibles. Aunque el conjunto blanco se encuentra a mucha distancia de los azulgranas, lo cierto es que los de Zidane tienen la oportunidad de recortar puntos a los de Valverde, y lo intentarán ante su afición, que recientemente ha celebrado el título de Mundial de Clubes conseguido este diciembre en Abu Dabi. Los blancos han recuperado los lesionados Bale y Asensio, que ya jugaron en el Mundial de Clubes. El técnico madridista ha avisado: "Lo que pasó en la Supercopa ya ha pasado y ahora es otra situación. El Barça está muy fuerte". A las 13 horas rodará el balón en el Santiago Bernabéu para cerrar el año con un Clásico que seguro que será apasionante y en el que los azulgranas esperan adelantar las fiestas navideñas con un triunfo.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();