fcb.portal.reset.password
Luis Enrique es uno de los jugadores más carismáticos de la historia del Barça

Luis Enrique es uno de los jugadores más carismáticos de la historia del Barça | FCB

El protagonista

Luis Enrique Martínez (Gijón, 1970)

Mundial

EEUU 1994

La historia

Luis Enrique ha sido uno de los jugadores más carismáticos del Club. El trabajo incansable dentro del terreno de juego, su polivalencia, el liderazgo y el carácter ganador, son algunas de las características que mejor lo definen.

Su trayectoria con la selección nacional comenzó en los JJOO de Barcelona 1992, donde se proclamó campeón olímpico. Dos años más tarde, en 1994, disputó el primero de los tres Mundiales en los que participó. Una edición que estuvo marcada por uno de los sucesos más conocidos de su carrera. Luis Enrique había participado en dos partidos de la fase de grupos, y un gol suyo en los octavos de final había contribuido a la clasificación para la siguiente eliminatoria. Una eliminatoria que el asturiano no olvidará.

España se enfrentaba a Italia en los cuartos de final de la competición. En el minuto 88, cuando parecía que el partido se decidiría en la prorroga, Baggio colocó los italianos por delante en el marcador. Entonces se produciría un hecho muy antideportivo. Era la última acción del duelo, corría el minuto 93, y la selección española estaba volcada al ataque. El asturiano se disponía a rematar un centro lateral, pero entonces apareció Mauro Tassotti, y le clavo un codazo, que rompió la nariz de Lucho, dejando el jugador tumbado en el suelo. El árbitro no pitó el pertinente penalti y expulsión, y el partido se terminó con las lágrimas de los españoles. La FIFA sancionó Tassotti con ocho partidos de sanción, que ya no volvió a participar con Italia. La selección de Brasil fue la campeona de aquella edición, después de superar a los italianos en la final.

QUÉ PASÓ DESPUÉS?

Luis Enrique llegó al FC Barcelona dos años más tarde de la celebración de aquella edición del Mundial, proveniente del Real Madrid. Poco tiempo después de su llegada, ya se había ganado a los aficionados del Camp Nou, y se convirtió en uno de los capitanes del equipo. Ocho temporadas más tarde, con 354 partidos jugados y 123 goles anotados, Lucho decidió colgar las botas en 2004. Cuatro años después regresó al Club como entrenador del filial, donde estuvo tres años. Pasó por el banquillo de la Roma y del Celta, hasta que el año 2014 fue presentado como el nuevo entrenador del primer equipo, con quien consiguió muchos éxitos, destacando por encima de todo el triplete logrado su primera temporada.

¿Con ganas de Mundial? ¡Descubre todo lo que debes saber de los jugadores del Barça que participarán en el Mundial de Rusia a partir del 14 de junio!
Volver arriba