fcb.portal.reset.password

André Gomes, durante el partido del Celtic. | MIGUEL RUIZ-FCB

Que André Gomes era un jugador elegante, atrevido y que había dejado huella en el Valencia ya se sabía. El día del partido con el Celtic, su estreno en la Champions como culé, también quedó demostrado que su fútbol encaja con el estilo del FC Barcelona. En su tercer partido como azulgrana -el segundo como titular- fue el futbolista con más pases: de los 100 que probó, un total de 96 llegaron a buen puerto.

El '21' culé se mostró como un jugador fiabilísimo en el pase, uno de los rasgos más característicos del estilo Barça. Ejecutó un fútbol sencillo, fluido, sin más riesgos de los necesarios.

Jordi Alba, el mejor aliado

Uno de los hechos más destacados del partido de André Gomes fueron las tres posiciones que ocupó. Se situó como interior izquierdo durante el primer tiempo, como derecho con la entrada de Iniesta por Rakitic y como pivote defensivo cuando Sergio fue sustituido. Tres posiciones diferentes en su tercer partido como culé, señal de su polivalencia y fiabilidad.

Sus mejores aliados fueron Jordi Alba (le cedió 16 balones al lateral y recibió 21 de él) y Sergio y Rafinha, los otros dos futbolistas que más le pasaron el balón (12 y 11, respectivamente). Además, destacó también por su capacidad recuperadora, ya que consiguió el control de 5 balones del rival.

Mapa de calor de André Gomes contra el Celtic.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();