fcb.portal.reset.password

Leo Messi celebra el gol de la victoria en La Rosaleda / MIGUEL RUIZ - FCB

El FC Barcelona ha conseguido el objetivo principal que se planteaba en su visita al Málaga en La Rosaleda (1-2). Los azulgranas han vuelto a ganar fuera de casa en partido de Liga gracias a los goles tempraneros de Munir y Messi al inicio de cada parte. En un partido sin brillo, los de Luis Enrique se han tenido que poner el mono de trabajo para superar a un Málaga muy intenso y sumar tres puntos que los devuelven provisionalmente al liderato. Una vez superado el examen de Málaga, los culés volverán a poner el chip de la Copa del Rey para tratar de cerrar el acceso a las semifinales.

El tanto no podía ser más rápido. Con sólo un minuto jugado, una jugada entre Messi y Suárez ha acabado en los pies de Munir, que sólo ha tenido que empujar el balón para adelantar al Barça. El gol era una buena noticia para los azulgranas, pero no ha sido suficiente para controlar el partido. El balón ha empezado a correr muy rápido, pero reinaba el descontrol. El Málaga, muy intenso en todo momento, complicaba la vida a un Barça que no se encontraba cómodo sobre el césped.

Los andaluces han avisado con un disparo que, tras ser desviado por Bravo, se ha estrellado en el palo. Unos minutos después, Mascherano ha evitado en el último momento un remate de Charles cuando dos jugadores se plantaban solos ante la portería. Y cuando se llegaba a la media hora de juego, después de estos avisos, el Málaga ha igualado. El Barça ha cometido un error en la salida, los andaluces han recuperado y Juanpi ha hecho subir el 1-1 al marcador.

Los de Luis Enrique no encontraban la manera de controlar el partido, y los locales lo aprovechaban para crear muchos problemas. Sin embargo, justo antes del descanso Munir y Messi han protagonizado una doble ocasión. Kameni y Miguel Torres, en cada caso, han evitado el gol in extremis.

Mejora notable

El cambio del Barça ha sido importante al salir de los vestuarios. La calma y la serenidad han vuelto, y los azulgranas han tenido un cierto control, algo que no había pasado durante toda la primera parte. La mejora ha sido clara, y pronto han llegado los frutos. Una larga jugada colectiva ha acbado con centro de Adriano que Messi ha rematado acrobáticamente para volver a adelantar al Barça. En diez minutos los de Luis Enrique han creado más peligro que en todo el primer tiempo, y Suárez ha estado a punto de llegar a rematar una asistencia de Messi.

El Málaga, de nuevo por debajo en el marcador, no ha bajado su nivel de intensidad. Los andaluces han vuelto a presionar al Barça y a llegar con peligro a la portería. Bravo ha intervenido con mérito en un disparo de Camacho para evitar el empate, y el ritmo, poco a poco, ha vuelto a bajar. Con espacios en la espalda de la defensa, el Barça ha tenido algunas oportunidades para sentenciar, pero no ha habido puntería. Kameni y Bravo han salvado acciones en las dos áreas, y sólo la necesidad del Málaga ha creado emoción en los últimos minutos.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();