fcb.portal.reset.password

Andrés Iniesta celebra el título de Copa / VICTOR SALGADO - FCB

El Barça vuelve a ser campeón de la Copa del Rey. Lo es por segundo año consecutivo y ha conseguido, junto con la Liga, su séptimo doblete de la historia. Para levantar el título de campeones los azulgranas han tenido que sufrir de lo lindo, después de afrontar casi una hora con un hombre menos por la expulsión de Mascherano. El partido ha tenido momentos de mucho suspenso, pero el guionista del encuentro aún lo complicaría todo un poco más con la lesión de Luis Suárez al inicio de la segunda mitad. Y es que no ha sido hasta el tiempo extra que Jordi Alba ha roto con la igualdad y ha hecho enloquecer la grada del Calderón. El Barça ha ganado la partida psicológica a los andaluces que veían como perdían, también, su duelo particular en las gradas con todo el barcelonismo abocado al equipo. La afición se ha vaciado en las gradas para empujar al equipo hacia el triunfo. Neymar Jr ha hecho el segundo y ha redondeado la noche sentenciando una final que ha tenido cinco claves remarcables:

Las manos de Ter Stegen: La final ha tenido momentos en que los azulgranas han tenido dificultades y el Sevilla se ha acercado en numerosas ocasiones al área. El portero alemán ha estado muy atento y se ha convertido en uno de los protagonistas del partido haciendo hasta cinco paradas claves para mantener la portería a cero.


 

Expulsión de Mascherano y lesión de Suárez: Si la final ya se preveía igualada ante un rival que venía de ganar tres Europa League consecutivas, todo se ha complicado más cuando el Barça se ha quedado con un hombre menos durante una hora y 30 minutos de la prórroga. Pero la mala fortuna aún lo complicaría todo más con la lesión de Suárez en la segunda mitad. El Barça, sin embargo, tiene inscrito en su ADN el espíritu de Campeón. Y se ha demostrado sobre el césped del Calderón, donde el equipo se ha expresado a base de fútbol, talento y carácter para volver a ser campeones.


 

Andrés Iniesta: El capitán del Barça ha vuelto a demostrar su categoría mostrando un auténtico recital de jugadas innumerables e indescriptibles. El centrocampista manchego juega con el balón pegado a los pies, capaz de girar sobre sí mismo para deshacerse de sus rivales en espacios reducidos, como recorrer treinta metros y dar la asistencia perfecta a su compañero. Ha aguantado el juego en la medular azulgrana y ha sido el pilar en un duelo tremendamente contundente.


 

El gol de Jordi Alba: La prórroga tenía guardado un invitado especial. Sería el lateral azulgrana quien ha aprovechado un centro exquisito de Leo Messi para encaminar al Barça hacia un nuevo título. Con su velocidad por la banda izquierda que lo caracteriza, ha superado su marcador para rematar con un toque sutil al palo opuesto defendido por Sergio Rico.


 

Liderazgo de Messi y desequilibrio de Neymar Jr: El crack argentino ha vuelto a demostrar porque es el mejor futbolista de todos los tiempos. El '10' azulgrana no se cansa de ganar títulos y cuando la final estaba en una situación delicada ha sacado su mejor repertorio para hacer dos asistencias de genio que han servido para cerrar un nuevo título en el saco. El crack brasileño, por su parte, ha sido uno de los más insistentes. Su velocidad ha provocado faltas peligrosas en la frontal del área y ha cerrado su actuación como hizo en la final de Berlín el curso pasado, marcando en el último instante del partido y sentenciando el doblete azulgrana.

Volver arriba